Primer plano de Salvador Illa en un mítin del PSC

POLÍTICA

Salvador Illa pone la directa dentro del PSC

Con la confirmación de ayer de Aragonès como candidato y ahora de Salvador Illa se aclaran las próximas autonómicas

El tablero coge forma. Ayer supimos que el presidente Aragonès será el candidato de ERC y ahora que Illa será el del PSC. Como ya avanzamos desde E-Notícies, Garriga y Fernández serán los candidatos de Vox y PP, respectivamente.

Candidatos más o menos evidentes

A excepción de ERC, la confirmación del resto de candidatos era algo de esperar. Tal vez un poco menos en el caso del PP, que vivió una pequeña guerra interna. Feijóo quería a otro perfil en Cataluña y se intentó hacerle la cama a Alejandro Fernández, que al final se ha mantenido. Y como avanzó E-Notícies, Fernández será con casi toda seguridad el candidato del PP catalán.

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, interviene durante el último pleno de la legislatura, en el Parlament de Catalunya, a 26 de julio de 2023, en Barcelona

Así mismo, adelantamos también la candidatura de Garriga por Vox. El ahora secretario general de Vox vive un momento dorado dentro de su partido. Tras la reestructuración interna que hizo Abascal, Garriga ha quedado como el número dos del partido: peso pesado.

Lo que generó más morbo fue el caso de ERC. El presidente Aragonès no levantaba ni levanta pasiones y Junqueras, más allá de su política de amor, estaba lógicamente en las quinielas. Pero ayer mismo se confirmó que Aragonès será el candidato de los republicanos: opta así a la reelección en un momento difícil para el Govern.

La incógnita de Junts y AC

Y después está el que, según las encuestas, está llamado a ser protagonista en las próximas autonómicas: Salvador Illa. Ha sido proclamado primer secretario del PSC por haber sido el único candidato. El congreso del próximo marzó ratificará esta decisión y, de paso, tratará dos grandes temas: el Estatut y la financiación.

Montaje de Salvador Illa con una imagen de fondo del Parlament de Cataluña

De esta manera, ya están dispuestas las piezas a excepción de la de Junts, que intenta aterrizar otra vez en la política a marchas forzadas. Pero más allá de los candidatos, los temas que guiarán la campaña serán la cuestión migratoria y de seguridad. En menor medida, la cuestión nacional y de la independencia, que los partidos procesistas han dejado de lado por el momento.

Algo que la ANC intenta capitalizar con una lista cívica para resucitar el “mandato” del referéndum del 1-O. Otra gran incógnita será el impacto electoral de Aliança Catalana. A falta de confirmación oficial, todo apunta a que AC intentará dar el salto al Parlament de la mano de Orriols.