Montaje de un incendio en Callela y de los equipos de emergencias en la calle

POLÍTICA

Uno de los delincuentes reincidentes de Calella,implicado en el incendio mortal de hoy

Se confirma que uno de los delincuentes de Calella está implicado en el incendio de hoy: se intensifica así el debate sobre la reincidencia impune

Calella y su problema con la inseguridad

Durante los últimos meses del año pasado, Calella fue el detonante de un cambio político de un calado todavía sin sondear. El problema de la delincuencia multirreincidente llevó al alcalde de Junts, March Buch, a abrir el melón dentro de su partido. Cosa que los de Puigdemont aprovecharon para marcar perfil propio contra ERC y, al mismo tiempo, protegerse de Aliança Catalana.

Ahora, un nuevo dato refuerza esta postura. Según ha informado ElCaso, uno de los que estaban en el piso calcinado era uno de los multirreincidentes de Calella. Según la información disponible, este sujeto tuvo una participación en otro incendio que afectó Calella antes de Navidad.

Se trata, pues, de uno de los criminales que Buch denunció: un grupo de jóvenes magrebíes que acumulan 200 antecedentes. Todavía no hay información oficial, pero parece que es un problema relacionado con el narcotráfico. El piso calcinado - en el que ha fallecido un hombre de nacionalidad española - sería un piso franco.

Todavía no hay reacciones políticas

El joven en cuestión era uno de los okupas que, en una pelea con los vecinos, participó en el incendio del pasado diciembre junto con sus compañeros. Fueron detenidos por la policía y, al poco, puestos en libertad. Eran habituales de la comisaría por peleas con arma blanca, robos, peleas e incidentes similares.

Con todo, los ciudadanos de Calella tienen que hacer frente a este problema mientras los partidos lo capitalizan. Su alcalde, March Buch, todavía no se ha pronunciado. Tampoco el resto de fuerzas políticas, que deben estar ajustando el discurso.

Primer plano de Joan Ignasi Elena hablando y alzando su brazo derecho hacia delante

Es probable que las reacciones políticas sean las mismas, pero progresivamente más intensas.  Junts insistirá en la mano dura al tiempo que Orriols se apuntará haber abierto el debate. Y a menos que cambie de parecer, ERC continuará con la idea de que se trata de percepción y de que Cataluña es un lugar seguro.