Montaje Infanta Elena y Jaime de Marichalar sonrientes

GENTE

Desvelan la norma que Jaime de Marichalar puso a la infanta Elena durante su relación

Según una amiga de doña Elena, la infanta tenía que cumplir un requisito de Jaime de Marichalar para salir de casa

14 años después de hacerse oficial su divorcio, ha salido a la luz una nueva e inesperada información sobre el matrimonio de doña Elena y Jaime de Marichalar. Tal y como ha desvelado una amiga de la infanta, su exmarido no la dejaba salir de casa vestida como ella quisiera.

No es ningún secreto para nadie el gusto del aristócrata por la moda y las nuevas tendencias. Una pasión que, según hemos podido comprobar en estos años, comparte con su hija Victoria Federica. 

Tanto es así que, durante su matrimonio con la infanta Elena, Jaime de Marichalar era el que se encargaba de decirle a su mujer lo que se tenía que poner. O eso es lo que, por lo menos, le ha asegurado una amiga de la hija de Juan Carlos I a la revista Vanity Fair.

La infanta Elena sonriendo con una pierna ortopédica, unos pantalones de topos y una americana blanca

“De pronto, tenía la agenda repleta de actos. Aparecía cada vez más a menudo vestida de alta costura, guapísima y rompedora”. Además, según ha asegurado esta confidente, a partir de entonces la infanta empezó a separarse de su grupo de amigos. 

Jaime de Marichalar le puso una norma a la infanta Elena

Durante su matrimonio, Jaime de Marichalar era muy consciente de la presión mediática a la que, tanto él como Elena, estaban sometidos a diario. Por eso, según ha asegurado una persona cercana a la infanta, él se encargaba de escoger los estilismos de su exmujer, aunque ella no estuviera de acuerdo con la elección. 

“Aparecía cada vez más a menudo vestida de alta costura. Guapísima y rompedora”, ha asegurado esta persona durante su última entrevista. Además, no ha tenido reparos en asegurar que, poco a poco, la hija de Juan Carlos I se fue distanciando de su grupo de amigos. 

Jaime de Marichalar y la infanta Elena juntos vestidos de negro

Tal y como ha confirmado dicha confidente, doña Elena “comenzó a olvidar cumpleaños y a faltar a encuentros”, y todo por apoyar a Jaime de Marichalar. El empresario siempre ha estado muy ligado al mundo de la moda. Motivo por el que tanto él como su mujer comenzaron a frecuentar lugares donde se encontraba la alta sociedad.

“Jaime, tal vez de manera involuntaria, la fue separando de su grupo de siempre. Él quería formar parte de la ‘beautiful people’, le gustaba la pasarela, se permitía frivolidades como ir en patinete por la calle Serrano, mientras ella quería llevar una vida más hogareña”. 

Imagen de la boda de la infanta Elena junto a Jaime de Marichalar en el altar

Una delicada situación que terminó por separar a doña Elena de su grupo de amigos de siempre. “Antes estaba más atenta a los problemas ajenos y empezó a tener demasiados propios. Son ciclos naturales”, ha asegurado su amiga, intentando justificar sus actos. 

El 18 de marzo de 1995, Jaime de Marichalar y la infanta se dieron el ‘sí, quiero’ en la catedral de Santa María de la Sede de Sevilla. Fruto de su matrimonio nacieron sus dos hijos, Victoria Federica y Juan Froilán de Marichalar y Borbón.

Sin embargo, 12 años después, el aristócrata y la hermana de Felipe VI anunciaron su separación, pero no fue hasta principios de 2010 cuando se produjo oficialmente su esperado divorcio.

➡️ Famosos ➡️ Gente

Más noticias: