Imagen de fondo de una mujer sacando dinero de un cajero y otra de una persona con monedas de euro en la mano

SOCIEDAD

El Banco de España alerta del cobro que pueden hacer los bancos tras un fallecimiento

Una vez que muere el titular de una cuenta bancaria siguen cobrando una cantidad de dinero que no cesará hasta que se cancele la citada cuenta

El Banco de España advierte sobre los posibles cargos que se le pasarán a la cuenta de una persona tras su fallecimiento. Una vez que perdemos a un ser querido nos asaltan muchas dudas. Pero hay que ponerse lo antes posible a legalizar la situación, aunque eso nos llevará unos cuantos trámites burocráticos y papeleos.

Desde que muere una persona hasta que los herederos pueden acceder a sus cuentas pueden pasar unos cuantos meses. Durante ese periodo comprobaremos como los ahorros van disminuyendo considerablemente. Y es que el banco continuará cobrando comisiones por mantenimiento.

El Banco de España aclara que esto ocurrirá mientras la cuenta siga vigente y no se tramite el expediente de testamentaría. Por lo tanto, merece la pena tratar de agilizar estos trámites para poder cerrarla lo antes posible.

Son muchas las personas que desconocen el proceder de las entidades financieras. Al margen de si el titular de la misma ha fallecido o no existen movimientos, hasta que no se cancelen las cuentas continuarán cobrando las comisiones, apuntan en un tuit.

Tuit del Banco de España
Mensaje del Banco de España sobre el cobro de comisiones tras el fallecimiento del titular de la cuenta | X / Twitter

Eso sí, en cuanto a la cantidad a cobrar, el banco debe ajustarse a la normativa vigente y a los límites fijados en el contrato. También a la normativa de transparencia y protección de la clientela.

El banco debe dar una respuesta rápida

El Banco de España asegura en su blog que las entidades tienen la obligación de actuar con la máxima diligencia al tramitar los expedientes de testamentaría. Eso sí, no hay un plazo concreto para llevar a cabo este trámite. Deben asegurar, además, que no existen retrasos infundados en la entrega de los bienes.

Por lo tanto, tras la muerte de un familiar o ser querido, lo más lógico es que a la mayor brevedad posible nos pongamos manos a la obra con estas gestiones. Cuanto antes esté solucionado, primero podremos disponer del dinero que hay en las cuentas del titular fallecido.

Pero ya no es solo cuestión de rescatar esos ahorros. También evitaremos que el banco continúe cobrando comisiones de mantenimiento, que en algunos casos llegan ser exageradas, de hasta 30 euros al trimestre. Todo depende de la entidad en cuestión.

➡️ Bancos ➡️ Sociedad

Más noticias: