Una persona maneja billetes de euro, y en el círculo, una cartera con billetes y monedas

SOCIEDAD

El aviso del Banco de España a todos los que guardan mucho dinero en casa

El Banco de España tiene un importante mensaje para los que acumulan elevadas sumas de dinero en su domicilio

El Banco de España ha querido mandar un mensaje a todos aquellos que guarden grandes cantidades de dinero en sus casas. Por lo general, suele tratarse de un efectivo que se aparta para hacer frente a posibles incidencias y que en ocasiones rebasa los 3.000 euros. De esa manera nos evitaríamos el paso por el cajero, entre otras cosas.

Sin embargo, el órgano supervisor ha querido salir al paso de unas informaciones en donde se les vinculaba con esta cuestión. En algunas noticias se difundió que recomendaba disponer de una gran reserva en metálico. Sería lo equivalente a entre seis y doce meses de gastos fijos, lo que permitiría estar preparado ante una emergencia.

El Banco de España explica a través de un vídeo en la red social X que tener un fondo de emergencia "no es lo mismo que guardar dinero en casa". En este sentido, lo aconsejable es que esa cantidad que ahorremos la tengamos "en cuentas bancarias a la vista remuneradas o en fondos de inversión monetarios".

Respecto a la cuantía, tendría que ser la "suficiente para afrontar cualquier inconveniente del día a día", como puede ser una avería en el hogar. Inciden en que la cifra a reservar dependerá de las circunstancias de cada uno, de sus ingresos, ahorros y personas a cargo. Si fuera posible proponen acumular al "menos tres meses de gastos".

Los inconvenientes de guardar mucho dinero

El Banco de España recuerda que no hay nada de malo por guardar dinero en casa. Siempre que esté declarado y se conozca su origen, las autoridades no tendrán motivos para intervenir. Sin embargo, esta opción también implica una serie de inconvenientes.

En primer lugar, destacan la posibilidad de perder ese efectivo por un robo o cualquier percance que pueda ocurrir en la casa. Es el caso de una inundación o un incendio. Siempre estará mucho más seguro en un banco.

El ciudadano también estaría perdiendo poder adquisitivo debido a la constante subida de la inflación. Esto implica que si se reservan 3.000 euros en la vivienda y la inflación fuera del 4%, perdería en un año 120 euros. 

A ello se le suma, además, la posibilidad de que los bancos puedan ofrecer un interés por ese dinero. Por muy pequeño que sea el porcentaje, siempre será una ganancia que tendremos a nuestro favor.

Hoy en día, con las facilidades que existen para la retirada de dinero o los medios para hacer los pagos, no tiene mucho sentido meter el 'dinero en el colchón'. Siempre será preferible confiárselo al banco.