Montaje de una caldera de gas y una mujer sorprendida

SOCIEDAD

Adiós a las calderas de gas: anuncian el día en el que deben ser eliminadas en España

La Directiva europea sobre la Eficiencia Energética de los Edificios aboga por acabar con estas calderas en unos años

Hace apenas unos días, nos enterábamos de que el pleno del Parlamento Europeo daba el 'ok' a la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios. Y todo en aras de minimizar el consumo energético y las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector de la construcción.

Así, la revisión de esta Directiva aprobada por los eurodiputados provocaría que a partir de una fecha concreta, no demasiado cercana, se eliminarán las calderas de gas natural y de combustibles fósiles. Hablamos del año 2040. Sería entonces cuando desaparecerían de toda Europa y, por consiguiente, de España.

De hecho, ya se va a prohibir a partir del 1 de enero de 2025 las subvenciones a las calderas independientes de combustibles fósiles en todas las edificaciones. Eso sí, a excepción de aquellos que tengan usos agrícolas o sean patrimonio histórico-cultural.

Adiós a las subvenciones a las calderas de gas en 2025

La Comisión Europea desvelaba el pasado martes que "los edificios de los Estados miembros consumen el 40% de la energía y emiten el 36% de los gases de efecto invernadero".

Por ello, la mencionada revisión, que fue presentada a finales de 2021, tiene claros sus objetivos en los próximos años. Y especialmente se centra en el que las nuevas edificaciones deberán de ser neutras a nivel climático desde 2030, sin calderas de gas. Eso sí, será desde 2028 en edificios nuevos que ocupen o sean de las autoridades públicas.

Sobre las contrucciones residenciales, los propios países de la UE fijarán las medidas concretas para que descienda el consumo de energía primaria utilizada. Por lo menos un 16% en 2030 y llegando al 20 o 22% en el año 2035.

Se quiere eliminar por completo las calderas de gas en 2040

Asimismo, se fijó en esta revisión de la Directiva que los países tendrán que renovar el 16% de las edificaciones no residenciales menos eficientes en 2030 y el 26% en 2033.

Con ello, los Estados miembros deberán instalar otras opciones diferentes a las calderas de gas, tanto en edificios públicos como residenciales y no residenciales. Además, ponen sobre la mesa que haya instalaciones solares en edificios públicos y no residenciales e igualmente en los residenciales para el año 2030.

Estas medidas buscan que se acabe de forma progresiva con las calderas de combustibles fósiles el año 2040. Además, dicha normativa también buscará subvencionar sistemas híbridos de calefacción que usen energías renovables en "un grado significativo". Por ejemplo, los que utilizan la caldera con una bomba de calor o bien una instalación solar de tipo térmico.

➡️ Sociedad

Más noticias: