Carles Riera de la CUP interviniendo en el Parlament con otros diputados de la CUP por detrás mostrando una bandera estelada y otra de Palestina

POLÍTICA

La CUP propone una 'farmacéutica pública' en Cataluña y le llueven las críticas

La formación anticapitalista aprovecha la situación de la multinacional catalana Grífols para proponer una farmacéutica pública

Después de la caída en bolsa de la multinacional farmacéutica Grífols, la CUP se ha pronunciado. Y lo ha hecho para pedir la creación de una farmacéutica pública. “Con la salud no se hace negocio”, dicen desde la formación anticapitalista.

Grífols se hunde en bolsa

Esta semana, el tema ha ido de empresas. Fueron los de Junts los primeros en hablar del asunto y lo hicieron para pedir sanciones a las empresas. Sanciones a las mismas compañías que huyeron de Cataluña en 2017 cuando precisamente ellos gobernaban.

Una de las pocas empresas que se mantuvo en Cataluña fue Grífols. Multinacional farmacéutica, Grífols ha sido uno de los estandartes de la industria catalana. Pero esta misma semana fue acusada por un fondo de inversión bajista de maquillar las cuentas, lo que ha precipitado su caída en bolsa.

La CUP es conocida por sus posicionamientos anticapitalistas y, en general, contra el mercado. Hace poco, hablaron de que para que hubiera salud mental había que “abolir el capitalismo”.

La CUP y Grífols: montar una farmacéutica pública

No sorprende que desde sus planteamientos anticapitalistas la CUP se haya pronunciado críticamente sobre la situación de Grífols. Según un mensaje que han publicado en redes, la solución pasa por controlar el mercado farmacéutico:

Esta propuesta no ha convencido a los usuarios, que han negado la mayor. Dicen que algo público no tiene por qué funcionar mejor y, de hecho, es probable que vaya peor. Algunos arremetían contra la CUP diciendo que una farmacéutica pública solo serviría para “enchufar a cupaires sin trabajo”.