Plano medio de Alejandro Fernández hablando en un mitin y haciendo un gesto con su mano izquierda hacia adelante
POLÍTICA

El zasca de Alejandro a Junts por su esperpéntica idea con las empresas que se fueron

Alejandro Fernández ironiza con la medida de Junts de sancionar a las empresas, algo que también han criticado Artur Mas y Antonio Garamendi

El líder del PP catalán usa su ironía habitual para comentar la propuesta de Junts de sancionar a las empresas que huyeron. Se suma así otra figura política a la lista de críticos con la propuesta. El líder de los empresarios, Antonio Garamedi, habló de “comunismo” e incluso el expresidente Mas lo ha criticado.

Junts y las sanciones a las empresas

El objetivo de Junts es aprovechar las ventajas del pragmatismo sin perder pureza ideológica. Algo que intentan hacer desde el inicio de la legislatura, dando una de cal y otra de arena para conseguir la amnistía sin que les acusen de traidores. Lo que hizo saltar las alarmas en Waterloo fue una modificación que los decretos traían en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Según Junts, esta modificación pone en riesgo la amnistía: algo que ERC desmiente. Pero al mismo tiempo señalan que la amnistía es una de tantas cosas por las que votaban que no. Dicen que los decretos suponen un perjuicio económico para Cataluña y que no incluyen medidas sociales como bajar el IVA del aceite.

Idealmente, la intención era mantener una voz propia y criticar a ERC por no tenerla. Algo que han manifestado estos últimos días acusando a ERC de venderse al PSOE. Pero con lo de sancionar a las empresas que se fueron en 2017 tal vez se hayan pasado de frenada a tenor de sus propias reacciones.

El zasca de Alejandro Fernández

Joan Canadell ha tenido que salir hoy mismo para intentar controlar la situación mediática. Ha publicado un mensaje en redes en el que critica a Catalunya Radio por su interpretación de los hechos. Junts quiere que las sanciones se entiendan como la aplicación de la Ley de Capitales y no como sanciones de castigo.

Esto ha puesto en pie de guerra a los empresarios: el líder de la patronal habla de “comunismo” y de que hace falta “estabilidad”. Incluso personajes convergentes como Artur Mas lo han criticado, diciendo que se trata de una decisión libre de las empresas. Alejandro Fernández también ha comentado la propuesta y lo ha hecho para recordar lo que hace poco decía Junts:

Fernández, en definitiva, mete el dedo en la llaga. De negar que el procés tuviera efectos económicos negativos y que las empresas habían huido, ahora Junts pide sancionarlas. Todo esto abunda en el caldo de cultivo que se está gestando en Cataluña y que determinará las próximas elecciones autonómicas.