Imagen de fondo de una oficina del BBVA y otra en primer plano de una mujer con gesto de sorpresa

SOCIEDAD

BBVA recibe un llamamiento de última hora de la OCU: lo que le piden al banco

El BBVA oferta productos con altas rentabilidades en otros países, pero los ciudadanos españoles no pueden acceder a ellos

El BBVA se encuentra en el punto de mira de las organizaciones de usuarios. Al parecer, la entidad bancaria ofrece productos en unas condiciones muy ventajosas a través de su filial italiana. Sin embargo, los españoles no tienen la posibilidad de contratarlos y además deben conformarse con remuneraciones mucho más bajas.

En el país transalpino ofertan depósitos a un año con rentabilidades del 4,25%. Los nuevos clientes, además, disponen de cuentas corrientes sin comisiones con remuneración del saldo al 4%. Algo que difícilmente se puede encontrar en nuestro país.

De hecho, el BBVA no presenta ningún tipo de cuenta remunerada en España, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Únicamente hay disponible un depósito con una rentabilidad del 0,65% a 13 meses, condicionado a la contratación de un fondo de inversión.

El BBVA discrimina al usuario español

Denuncian, además, que la discriminación del BBVA al usuario español no se detiene ahí. Y es que impiden que puedan contratar esos productos financieros con la filial italiana. Les reclaman un NIF y un número de teléfono italiano, aclarando también que la promoción solo será válida para los residentes en ese país.

Cargan con dureza contra el banco, al entender que "el derecho comunitario aboga por la libre circulación de capitales". Y ponen como ejemplo lo que realizan otras entidades como las francesas que "ofrecen su Livret A sin limitar su contratación a ciudadanos no residentes". Lo único que imponen en que sean comunitarios.

Las condiciones del BBVA en Italia

El BBVA tiene unos 400.000 clientes en Italia. Y entre las promociones más interesantes se encuentra un depósito a 12 meses al 4,25% con un saldo máximo de 50.000 euros.

También dispone de una cuenta corriente que renta al 4%. A ello se le une además una devolución del 4% de las compras hechas con la tarjeta de débito. Algo poco habitual en nuestro país.

Ahora, el BBVA está en la obligación de dar explicaciones al ciudadano español. La OCU ya ha trasladado la queja al Defensor del cliente de la entidad y al Banco de España. Consideran que es preciso que se tomen medidas para que los usuarios de nuestro país no se sientan maltratados con estas decisiones.

No hay que pasar por alto tampoco que la compañía financiera cerró el ejercicio pasado con un beneficio neto de 8.019 millones de euros. Son unas cifras de récord que estuvieron condicionas por el aumento de los tipos de interés, que en apenas un año escalaron del 0% al 4,5%.