Montaje con una imagen de una pareja sujetando unas llaves y una casa de juguete encima de un contrato hipotecario

SOCIEDAD

El límite de edad que ponen los bancos para que puedas pedir una hipoteca en otoño

Este aspecto hay que tenerlo en cuenta si buscas financiación para comprar una vivienda

Es uno de los grandes objetivos de miles de españoles. Comprar una vivienda es algo que muchos tienen en mente, pero que cada vez menos personas pueden hacer. Y una de las grandes razones es la hipoteca.

Acceder a un préstamo hipotecario empieza a ser complicado debido a los elevados tipos de interés. También por la necesidad de tener ahorrado entre el 20 y el 30% del valor de la vivienda para que el banco acceda.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta detalles como la edad. Las entidades bancarias tienen muy presente la edad de los clientes, existe un límite a la hora de que te concedan la financiación.

Según la ley, no hay una regla general sobre la edad máxima para pedir una hipoteca. Sin embargo, los bancos sí la tienen establecida, y cada entidad cuenta con criterios propios, ya que deben asegurarse de recuperar el dinero prestado.

Por este motivo, lo mejor es comparar qué sucede en cada entidad para conocer qué condiciones son las más interesantes. A la edad, por su parte, hay que sumarle otros requisitos para que te concedan la financiación.

De forma general, estos son el ser solvente, contar con ingresos estables, tener cierta antigüedad en el puesto de trabajo, no tener deudas y tener unos ahorros de un mínimo del 20% del valor del inmueble, entre otros.

La edad límite para pedir una hipoteca

Como vemos, la edad es un aspecto a tener en cuenta. La razón es que esto es un factor de riesgo para el banco, cuanto mayor sea el cliente, más aumenta el riesgo de impago. Hay que tener en cuenta que el solicitante puede fallecer o que a edades más tardías los ingresos suelen ser menores.

Como indican desde Bankinter, la edad también está asociada al plazo de amortización. Es decir, cuantos más años tenga el interesado, menor será el plazo para devolver el préstamo. Por este motivo, las cuotas serán también más altas.

En general, los bancos cuentan con la regla de conocer la edad del cliente, para poder calcular los plazos de la hipoteca. Y es que, la cifra que sume la edad del solicitante y la de los años en los se devolverá el préstamo no puede ser de más de 75 años. Es decir, si el solicitante tiene 50 años, contará con 25 para devolver el préstamo.

Por lo tanto, lo que de aquí se deduce es que no te concederán una hipoteca si tienes 75 años o más. Esta sería la edad límite, aunque, como decimos, cada banco marca sus reglas.

No es difícil deducir, tampoco, que pedir una hipoteca a partir de los 60 no es imposible, pero sí complicado. Pues, en este caso, lo más probable es que no te den una hipoteca a más de 15 años.

¿Qué hacer si pasas la edad límite para pedir una hipoteca?

En el caso de que la edad sea un problema a la hora de pedir tu préstamo hipotecario, también existen alternativas para que la financiación tenga una mayor duración. Se trata de agregar una segunda persona como titular que sea más joven. Así, si el solicitante no puede hacerse cargo de la deuda, lo hará dicha persona. Además, el banco también puede pedir un seguro de vida como extra.