Imagen de fondo de varios coches circulando por una carretera y otra de una baliza v16
SOCIEDAD

El dispositivo que la DGT obligará a llevar en el coche para tenerte localizado

La DGT lo utilizará para conocer la ubicación de los vehículos que sufran un accidente o una avería y requieran de atención

La Dirección General de Tráfico (DGT) obligará a los conductores a llevar un dispositivo en su vehículo. Aunque inicialmente dicho aparato tenía la función de señalizar los accidentes, también servirá para que nos localicen con más facilidad. Se trata de la baliza V16.

Este geolocalizador surgió con intención de reemplazar los triángulos de emergencia. En principio habrá un periodo de transición de casi tres años hasta que de manera oficial se implante este mecanismo en todos los coches. Ya es posible que algunos lo utilicen, aunque su uso no será obligatorio hasta el 1 de enero de 2026.

La DGT pone en valor el papel que desempeña esta baliza, que nos permitirá avisar de cualquier percance sin necesidad de descender del vehículo. Basta con ponerlo sobre el techo del mismo, en el que se sujetará a través de un imán.

Será la manera de evitar muchos de los atropellos que se producían en el momento en el que se iban a colocar los triángulos. Eso sí, las únicas balizas permitidas serán las que estén homologadas y cuenten con conexión con la DGT 3.0.

La importancia de estar conectado con la DGT

Las balizas V16 emitirán unas señales que llegarán al área de DGT 3.0. Desde el coche se remiten las coordenadas con la ubicación exacta del vehículo averiado o accidentado.

Una vez que dicha información sea gestionada por Tráfico, se compartirán los datos con los navegadores y mecanismos multimedia conectados a la red. De esta forma, los conductores estarán al corriente de lo que pueden encontrarse en la vía.

También se trasladará dichos detalles que recoja la V16 a los paneles informativos variables que se encuentren próximos al punto de la incidencia. Por lo tanto, servirán de gran ayuda para el resto de vehículos que circulan por dicha carretera. Estarán advertidos de una posible avería o percance, y eso les permitirá cambiar de ruta si así lo estimasen oportuno.

Pero la DGT también aprovechará ese mecanismo para poner en conocimiento de los servicios de emergencia lo ocurrido. Reaccionará con inmediatez para alertar a las ambulancias, bomberos o Guardia Civil.

En la actualidad existen varios tipos de balizas. Sin embargo, únicamente se considerarán como válidas en 2026 aquellas que puedan conectarse con la DGT.

Explican que las V16 deben garantizar al conductor una conexión gratuita de 12 años. En ese periodo debe tener la capacidad de enviar la localización cuando se produzca algún tipo de contratiempo en la carretera.

La DGT ya trabaja con ello

Este aparato de geolocalización V16 ya se encuentra en funcionamiento. De hecho, la DGT ya recibe las señales que emiten aquellos que tienen las balizas activadas.

Hay que decir que la información disponible sobre los usuarios de estos dispositivos es anónima. Eso sí, se puede saber en un momento determinado su ubicación.