Montaje con una persona echando gasolina en el coche y un círculo con una mano sujetando varios billetes de euro

SOCIEDAD

Mucho ojo en la gasolinera: el truco con el que te echan menos combustible al depósito

Cuidado con el fraude existente en algunas gasolineras al repostar y del que podrías no haberte dado cuenta

Hoy en día, no se puede esconder que los fraudes en algunas de las gasolineras españolas existen. Y lo cierto es que en ocasiones nos engañan de una forma sencilla y sin que nos demos apenas cuenta.

En este caso, uno de los timos más habituales, cuyo auge se produjo hace unos 30 años, es el de pagar por unos litros, pero que te repostan menos. Así las cosas, la gasolinera se queda con el diferencial de producto.

Recuerdan en El Debate que los mayores casos de este tipo de fraude, conocido como el truco del cangrejo, tuvieron lugar en 1997 y 1998. Por suerte, por aquel entonces hubo una serie de inspecciones de Consumo que acabaron por destapar uno de los mayores escándalos en las gasolineras de nuestro país.

Descubre de qué trata el fraude del truco del cangrejo en la gasolinera

Hablamos de las gasolineras Villanueva y bien es cierto que, aunque los mayores escándalos se destaparon en la Comunidad de Madrid, el resto de España también los sufrió. Y es que estos tuvieron lugar después de que Industria ejecutase miles de pruebas en los surtidores.

El fraude no era nada complejo y afectaba al dueño de la estación de servicio y a los operarios. Y cómo no, incluso a un informático que era el que cambiaba el software de funcionamiento de los surtidores.

Con todo, el cajero poseía un mando debajo del mostrador con el que elegía qué tipo de funcionamiento quería implantar, si el normal o el fraude. En este último, la pistola de combustible repostaba hasta un 5 % menos de lo legal. Por ejemplo, en un depósito de 60 litros, te podían quitar hasta tres litros.

Desde el escándalo de los 90, Industria realiza revisiones anuales de los surtidores

Por aquel entonces, se contó que gracias a la confesión de un operario, se pudo descubrir el fraude. Desde hace un tiempo, los surtidores de las estaciones de servicio españolas pasan una revisión anual del Ministerio de Industria. La acción del ministerio no es otra que presentar y verificar su funcionamiento.

Lo cierto es que, a pesar de que las revisiones son correctas, hay un problema y es que Industria avisa unos días antes de ir. Por lo que la gasolinera está preavisada de tal revisión. A su vez, los clientes de las gasolineras poseen un juego de medidas para verificar el combustible con el que llenan su depósito.

En resumen, tras lo sucedido hace casi tres décadas, los fraudes de las gasolineras son menores que hace años por estas revisiones de Industria. Aunque seguro que muchos tienen la mosca detrás de la oreja cada vez que repostan en una estación de servicio.

➡️ Sociedad

Más noticias: