Montaje con las caras en primer plano de Laura Borràs y Salvador Illa en grande y de Oriol Junqueras más pequeño
POLÍTICA

Sociovergencia a la vista pese a Barcelona

Trias pide revalidar el pacto en la Diputació de Barcelona

Hay vida más allá del ayuntamiento de Barcelona. El terremoto político abierto en Cataluña tras las elecciones municipales del 28-M ha demostrado la sorprendente versatilidad de los pactos entre las formaciones políticas. Por eso, el enfado de Junts por la jugarreta que ha dejado a Xavier Trias sin alcaldía podría no ser un obstáculo para revalidar el pacto con los socialistas en la Diputació de Barcelona.

Hay que recordar que fuera del ayuntamiento de Barcelona, Junts, en pleno enfrentamiento con ERC por la hegemonía del espacio independentista, ha tenido al PSC como principal aliado en la estrategia de pactos municipales. 

Trias abre la puerta a la sociovergencia

El propio Xavier Trias ha abierto la puerta a revalidar el pacto Junts-PSC en la Diputació de Barcelona, a pesar de lo ocurrido este fin de semana en el ayuntamiento. El acuerdo alcanzado hace cuatro años ha permitido a la socialista Núria Marín presidir el ente provincial esta pasada legislatura. “No estoy en contra de este pacto”, ha dicho Trias, quien ha mostrado “un gran respeto por la señora Marín”.

Imagen en primer plano del candidato de Junts per Catalunya Xavier Trias

Trias también ha tenido palabras de cortesía para Antonio Balmón, del PSC, quien “nunca ha faltado a su palabra”. En cambio, ha pedido “apartar de la política a los que faltan a su palabra”, en clara referencia a lo ocurrido en la sesión de investidura del consistorio barcelonés este fin de semana.

Xavier Trias se muestra partidario de abandonar el rencor y aprovechar los acuerdos alcanzados en otros espacios de poder: “Debemos tener la capacidad de poder gobernar. Que yo esté enfadado o indignado, no quiere decir que no seamos inteligentes”.

Pacto con el PSC

Más allá de la alcaldía de Barcelona, la diputación sigue siendo un espacio preferente para el partido de Carles Puigdemont. Y además, sigue supurando la herida por los recientes acuerdos entre ERC y el PSC en las diputaciones de Lleida y Tarragona. Por todo esto, Junts podría volver a alcanzar un acuerdo con el partido que preside Salvador Illa y consolidar la sociovergencia en la diputación.

Primer plano de Salvador Illa en un mítin del PSC

Durante la campaña electoral y tras las elecciones se ha estado especulando con un pacto entre los socialistas y los herederos de Convergència. Sin embargo, a pesar de las coincidencias programáticas Trias se mostró contrario a repartirse la alcaldía con el PSC. ERC fue siempre su socio prioritario, y lo ha pagado caro. Ahora habrá que ver si Junts es capaz de reponerse del golpe para, con sangre fría, aquilatar el poder provincial.