Montaje con Ana Botín, Pedro Sánchez y una oficina del Banco Santander

POLÍTICA

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, manda un claro mensaje al Gobierno

La presidenta del Santander ha destacado el papel de las empresas para garantizar los servicios públicos

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, no es muy dada a hablar ni a aparecer en actos públicos. Pero recientemente intervino en el Congreso de la Empresa Familiar en Bilbao, donde aprovechó para mandar un mensaje al Gobierno.

La empresaria quiso poner en valor el papel que desempeñan las compañías en nuestra sociedad. "Si no hay empresas, no hay impuestos. Si no hay empresas, no hay educación ni sanidad pública", recordó.

Además, ha insistido en que esto "es algo que los ciudadanos tienen que entender, y que hoy en día lamentablemente" no se sabe interpretar correctamente. Ana Botín ha recordado que gran parte del peso de una economía recae sobre las empresas. Sobre todo en lo que respecta a "la creación de puestos de trabajo" que garanticen un adecuado funcionamiento de la sociedad.

Esto puede interpretarse como un 'recado' al Gobierno en funciones, a quien reclama menos exigencias en cuanto a fiscalidad. Durante la pasada legislatura, el gobierno de Pedro Sánchez decidió implantar un impuesto extraordinario a la banca. Aunque la medida fue acatada por todas las entidades, la gran mayoría de ellas recurrieron a los tribunales para tumbarla.

En las últimas horas el sector empresarial también recibía otro duro golpe con el pacto sellado entre PSOE y Sumar. Ambas formaciones aprobaban la reducción de la jornada laboral de 40 a 37,5 horas semanales. Los empleados trabajarían media hora menos al día a cambio del mismo sueldo; todo ello sin contar con la opinión de la patronal.

Durante su intervención en este encuentro mostró su preocupación por el actual contexto geopolítico. "Estamos en un mundo cada vez más incierto, que no solo afecta a los gobiernos, sino también a las empresas", apuntó. Pone especial atención en "las relaciones entre Estados Unidos y China".

Ana Botín ha destacado el esfuerzo de las empresas

La presidenta del Banco Santander explica que existe la teoría de que "hay un conflicto entre beneficio empresarial y ser socialmente responsable". Cuando en realidad "es exactamente al revés", añade.

En cuanto a la sostenibilidad, indica que "no puede ser que solo haya marrón o verde porque tenemos que financiar también la transición". En estos instantes "no vamos en ese camino en Europa".

Resalta el "papel esencial" que tienen los gobiernos en este proceso. En su opinión, "las empresas estamos haciendo mucho más allá de lo que nos están pidiendo, pero necesitamos el apoyo de las instituciones". Ana Botín señala que esa etapa de transición "hay que pagarla, y el gran reto es quién la paga".