Coche de Mosos d'Esquadra cerca de la sede de Vox en Barcelona

POLÍTICA

Amenaza de bomba en la sede de Vox en Barcelona

Ignacio Garriga se ha visto obligado a cancelar una reunión del partido por una amenaza de bomba


Esta mañana del jueves, la sede de Vox en Barcelona ha tenido que ser desalojada por una amenaza de bomba. 

Sobre las 11:30 horas, la sede de Vox, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, ha recibido un aviso telefónico de amenaza de bomba. Desde el partido apuntan a que además de la amenaza de bomba, le han proferido insultos. 

Tras avisar a los Mossos d’Esquadra, se ha desalojado el edificio de manera preventiva. Al lugar de los hechos, ha acudido los Mossos d’Esquadra, junto a la Unidad Canina y los Tedax. 

Este suceso ha obligado a los dirigentes del partido a cancelar una reunión con el secretario general del partido, Ignacio Garriga

Una hora más tarde, y siguiendo las instrucciones de la persona que había amenazado a los dirigentes del partido, la sede continuaba desalojada. Pese a eso, en el interior del edificio no se ha encontrado ningún artefacto explosivo, por lo que se cree que ha sido una falsa amenaza.

Esta falsa amenaza de bomba se sumaría a las otras dos que ha habido en Barcelona en las últimas semanas. 

Por su parte, desde Vox han denunciado este hecho tanto a las autoridades pertinentes como por sus redes sociales y su página web. El Jefe de la delegación de Vox en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, ha atacado directamente al PSOE ante este hecho. “¿A los de la amenaza de bomba en la sede de Vox en Barcelona también les cubre vuestra infame amnistía?”, publicaba en X, antes Twitter. 

Tercer aviso de bomba en Barcelona en dos semanas

La primera amenaza tuvo lugar en pasado 20 de octubre en el Hospital General de Sant Cugat. Tras la amenaza, este se vio obligado a evacuar a los pacientes y activar el protocolo antiterrorista. 

El 22 de octubre, se alertó de la segunda amenaza de bomba. Esta vez en la sala Razzmatazz de Barcelona, que obligo a desalojar de madrugada la sala de conciertos. Tanto en este caso, como en el del Hospital de Sant Cugat, se trató de amenazas de bomba falsas. 

El 26 de octubre se detuvo al presunto autor de la llamada que alertaba de una bomba en el Hospital General de Sant Cugat. El autor, un hombre de 56 años, se enfrenta a cargos contra el orden público que pueden acarrear una multa de hasta dos millones de euros.

➡️ Política

Más noticias: