Montaje de una mujer leyendo la etiqueta de un alimento

SOCIEDAD

Los 5 consejos para leer las etiquetas de los alimentos que te doy como nutricionista

Saber leer correctamente las etiquetas de los alimentos es esencial para poder cuidar de nuestra alimentación

La primera parte de un cambio de hábitos comienza en el supermercado. Es importante realizar una lista de la compra para ir directamente a lo que tenemos que comprar y no ir pululando por el supermercado para ver qué nos apetece. Por ello, también es recomendable realizar algún tipo de menú u organización semanal, para poder hacer bien la lista.

Pero entonces vale, tenemos ya la organización semanal, tenemos la lista de la compra y ya nos vamos para el supermercado. ¿Parece fácil, no? Pues spoiler… no lo es tanto como parece.

Es ahí cuando tenemos que sacar lo que casi considero un arte: el saber leer las etiquetas de los alimentos. Hoy en día se las saben todas para poder engañarnos, para pillarnos con el tema legislación, y al final pensar que nuestro carro está lleno de cosas saludables cuando en realidad está plagado por ultra procesados.

5 consejos rápidos para leer las etiquetas de los alimentos

Como os digo, son varias las cosas en las que debemos de fijarnos antes de comprar un alimento para saber si este es saludable o no. Pero por suerte, puedo daros unos consejitos rápidos y factibles.

  1. Si ves que la lista de ingredientes es muy larga, ya puedes empezar a sospechar. Hay que pensar que tiene que llevar un alimento y por lo tanto pensar qué ingredientes tiene que integrarlo. Por ejemplo, si se trata de una crema de verduras, querremos agua, verduras… y como mucho patatas y sal, nada más.
  2. El ingrediente principal tiene que ser de los primeros de la lista. Es importante saber que en la lista de ingredientes los encontramos por orden de mayor a menor cantidad. Por lo tanto, el ingrediente principal que busquemos en ese alimento tiene que estar de los primeros.
  3. Si contiene azúcar, este no debe de estar entre los 3 primeros ingredientes. Porque como os he dicho, esto querrá decir que hay demasiado contenido en azúcar.
  4. Si contiene harina, como ya sabéis buscaremos que esta sea integral.
  5. Si contiene aditivos (E-xxx), que sean máximo 3. De esta forma, podemos asegurarnos de que el alimento sea más natural.

Así que ya sabéis, estudiad bien cada alimento antes de comprarlo y os evitaréis después muchos disgustos. Al principio parece muy difícil pero... ¡Ya verás como coges rápido el truco!