Varios Guardias Civiles de tráfico parando a coches en un control

SOCIEDAD

La Guardia Civil confirma un cambio con los controles policiales en las carreteras

La Guardia Civil tendrá una mayor presencia en las vías españolas gracias a la estrategia que empezarán a aplicar

La Guardia Civil cambia de estrategia. Los controles que hacían hasta la fecha en las carreteras españolas sufrirán una importante variación a lo largo de los próximos meses. Todo ello se hace con intención de reducir aún más la siniestralidad.

Las vigilancias que realizan son sin previo aviso y con el propósito de garantizar el adecuado cumplimiento de las normas. Gracias a este tipo de intervenciones se fomenta una conducción más responsable por parte de los usuarios, aportando además una mayor seguridad en las vías.

La Guardia Civil lleva a cabo estos controles para combatir el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas al volante. En épocas de mayor tránsito de vehículos también se desarrollan campañas especiales para detectar conductas de riesgo.

A lo largo del año pasado se produjeron numerosos accidentes en las carreteras españolas. En vista de eso, al Instituto Armado no le ha quedado más remedio que intensificar su presencia.

La Guardia Civil multiplicará su presencia

La Guardia Civil ejercerá un mayor control sobre las vías. Al parecer, los controles fijos se suprimirán y los agentes adoptarán una estrategia más dinámica. Las vigilancias estáticas en un mismo punto durante un largo periodo desaparecerán, recoge el portal lagradaonline.com.

La intención es que vayan desplazándose de una carretera a otra, para tener controladas distintas localizaciones. Así lo han confirmado los agentes de Tráfico, que entienden que así será posible realizar una labor más efectiva. Y es que resultará más sencillo interceptar a los conductores que cometen algún tipo de infracción.

La Guardia Civil sostiene que de esta forma habrá una mayor cobertura en la vigilancia y se distribuirán mejor los recursos disponibles. Por lo tanto, existen más probabilidades de detectar las conductas peligrosas.

Como es lógico, algunos conductores se mostrarán contrarios a esta idea. Las opciones de salir multado se incrementan ante la presencia de los agentes en más sitios. Pero esto también nos aportará una mayor seguridad al coger el coche.

Desde Tráfico se muestran partidarios de este nuevo método de vigilancia. Pese a ello sospechan que algunos usuarios harán todo lo posible por evitar encontrarse con los agentes y recurrirán, por ejemplo, a vías secundarias.

➡️ Sociedad

Más noticias: