Montaje de la Asamblea Francesa, unos billetes y un cigarrillo

SOCIEDAD

Francia toma una decisión con el precio del tabaco que podría llegar pronto a España

El Ejecutivo francés sube la cajetilla a 12 euros para luchar contra el tabaquismo, que se cobra 75.000 muertes al año

El Gobierno francés ha dado el golpe definitivo para luchar contra el tabaquismo, después de que su ministro de Sanidad, Aurélien Rousseau, confirmase el plan que va a acometer el Ejecutivo. Estamos hablando del plan antitabaco 2023-2027 que Emmanuel Macron quiere llevar a rajatabla para evitar miles de muertes por tabaco en su país.

Rousseau puso de manifiesto que este plan nacional pasa por encarecer el precio de las cajetillas progresivamente. Lo cierto es que el Gobierno tiene claro que en poco más de un año, en 2025, la cajetilla de tabaco costará 12 €. En el año 2026, esta subirá hasta los 13 € para intentar que los consumidores tengan más difícil acceder al tabaco por su alto precio.

Además, Francia desea implantar una de las medidas en las que más incidió el Gobierno. Y no es otra que ampliar los lugares públicos libres de humo, como los parques, bosques, playas y los aledaños de las escuelas. A su vez, también van a prohibir los vapeadores.

Mientras, en España, desde Sanidad se confirmaba que esperan retomar el Plan de Prevención y Control del Tabaquismo y ya han tomado nota del modelo francés. La nueva ministra, Mónica García, espera retomar el plan que acometa la prohibición de fumar en terrazas y limitar el uso de vapeadores, como medidas más urgentes.

Francia subirá la cajetilla de tabaco a 12 euros en 2025 y ampliará los espacios sin humo

En Francia, las competencias para ejecutar estas prohibiciones quedaban a expensas de los municipios. Y con todo, estos cada vez lo iban a aplicando más en estos últimos años. Lo cierto es que, dentro de muy poco, será efectiva la prohibición en todo el territorio francés y ya no dependerá de los municipios.

El ministro galo afirmó que "las zonas sin humo serán la norma en Francia" viendo que la situación en el país vecino se torna realmente dramática. El caso es que desde el Gobierno francés se han visto obligados a tomar esta serie de medidas contra el tabaquismo, que deja 75.000 muertos al año en Francia. Con todo, "la muerte por tabaco es la primera causa evitable de muerte", según Rousseau.

Asimismo, el Gobierno de Emmanuel Macron tiene encima de la mesa la idea de prohibir los cigarrillos electrónicos desechables. El ministro de Sanidad francés afirmaba hace apenas unos días que "es una aberración" tanto a nivel médico como medioambiental. A su vez, este apuntó que desde las farmacias se podrán prescribir tratamientos sustitutivos de la nicotina para ayudar a que la población a dejar de fumar.