Montaje con una imagen de fondo de una cama, una lupa señalando una chinche y el brazo de una persona con picadas

SOCIEDAD

Los expertos avisan del truco para saber si tienes chinches en la cama

Los chinches se han convertido en un problema en Francia, pero también en nuestro país

Las noticias que llegan desde París con respecto a la plaga de chinches han preocupado también a la mayoría de los españoles. En la capital francesa, este problema se ha extendido incluso en hoteles, colegios o cines, pero también en las viviendas.

Debido a este problema, muchos son los que se preguntan qué sucede en el caso de España. Las empresas especializadas comparten que estas plagas han experimentado un aumento del 71% entre enero y septiembre de este año debido a las altas temperaturas.

Cómo descubrir si hay chinches en un lugar

Aunque son muchos los lugares donde puede haber chinches, lo cierto es que la cama suele ser el foco central en las viviendas. En este contexto, cabe destacar que estos insectos son difíciles de detectar, ya que tienen un tamaño de entre 2 y 5 milímetros.

Asimismo, son expertos en esconderse en las áreas alrededor de la cama. Pueden estar escondidos en el colchón, los cojines y los sofás, pero también en los huecos de la madera de los muebles, tablones e incluso el suelo. Así lo indican desde Salud Castilla y León.

Por ello, se aconseja buscarlos en lugares como el cabecero, en las alfombras y en las cortinas. Pero, ¿cómo debemos buscarlos? Para detectarlos, lo mejor es buscar señales como pequeñas manchas negras por encima de la cama, que pueden ser mudas o excrementos, así como encontrar los huevos, así lo explican desde la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Es el mejor truco para detectar chinches en casa. Lo ideneo sería buscar en la cama, capa por capa, es decir, en el colchón, en las sábanas y en el edredón. También en las almohadas y sus fundas.

Montaje con una imagen de varios chinches de fondo y uno en grande en primer plano
Detectar chinches a simple vista es complicado | Getty Images

Como decimos, si se detectan pequeñas motitas negras, podrían ser restos dejados por los chinches. Quizás si tienes una lupa en casa lo puedas apreciar mejor y así confirmarlo.

Revisa las picaduras, pueden no ser de mosquitos

Otra de las cosas que hay que tener muy en cuenta para saber si lo que tenemos son chinches o no, son sus picaduras. Su actividad es, sobre todo, nocturna, los chinches se ven atraídos por el calor y el dióxido de carbono de las personas. Asimismo, suelen picar en los brazos, las piernas y espalda.

Sus picaduras son más pequeñas que las de los mosquitos, se agrupan en línea, tienen forma plana y pican de forma menos intensa. Además, al contrario de lo que sucede con las garrapatas o los mosquitos, los chinches no transmiten enfermedades.

Eso sí, aunque su picadura suele tener un picor menos intenso, es importante no rascarse, ya que la lesión se puede complicar por infección de bacterias. Para disminuir la molestia, se puede hacer uso de antihistamínicos.

En todo caso, sobre todo si el picor es intenso, es recomendable acudir al médico para que elabore un diagnóstico personalizado. Sucede lo mismo si existe demasiada hinchazón o si aparecen síntomas como fiebre o cambios fuera de la zona de la picadura.

Cómo prevenir la aparición de chinches

Son varias las medidas de prevención que pueden llevar a cabo para evitar una plaga de chinches en tu hogar. Según los expertos, la clave reside en incrementar la higiene, así como en ventilar y limpiar las habitaciones.

Si detectas picaduras, es recomendable emplear un insecticida especial para atacar chinches. Incide en zonas como los cojines, colchones y las grietas de la madera. Recuerda, no obstante, que usar un insecticida normal no sirve, tampoco uses repelentes para mosquitos.