Montaje con dos manos de una persona mayor sujetando varios billetes de euro y un círculo con la cara del pensionista Amadeo Escolán

SOCIEDAD

Amarga sorpresa con la pensión para Amadeo, un español que trabaja desde los 14 años

Amadeo, un jubilado desesperado por los continuos problemas para cobrar su pensión

El caso de Amadeo Escolán, un abogado español residente en Zaragoza, es digno de estudio. Este refleja el mal funcionamiento de la Seguridad Social, por ejemplo, a la hora de gestionar la solicitud de una pensión.

Todos sabemos que en los últimos tiempos, los funcionarios de la Seguridad Social se han quejado de que falta personal. Han afeado igualmente que la plantilla se ha recortado un 21% en la última década.

Pero lo peor es que la carga de trabajo aumenta y con los trabajadores que cuenta la Seguridad Social no se puede dar un servicio digno y eficiente a los ciudadanos.

Son unos 24.000 funcionarios los que tramitan 10 millones de pensiones, varios subsidios y ayudas, además de maternidades, paternidades e incapacidades temporales. A pesar del acuerdo del pasado mayo entre el CSIF y el Gobierno para ampliar en 3.525 efectivos la plantilla, aún queda mucho por hacer.

Amadeo, el jubilado que no logra cobrar su pensión tras trabajar desde los 14 años

La edad media de los trabajadores de tal organismo está en torno a los 59 años. Y muchos se han ido jubilando en los últimos años, pero no se han reemplazado por el mismo número de trabajadores retirados. Una denuncia que ha dejado patente en muchas ocasiones el CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios)

El caso de Amadeo Escolán da buena cuenta de la penosa situación que está sufriendo la Seguridad Social mientras el Gobierno mira para otro lado. Para lograr una cita presencial, se suele esperar entre un mes o mes y medio más otros dos meses que la Seguridad Social tarda en tramitar una pensión.

Un total de tres meses e incluso más para poder cobrar una pensión tras haber trabajado toda la vida como Amadeo. Un jubilado, desde los 14 años trabajando, que tras tres meses y medio intentando conseguir cita previa en la Seguridad Social, le fue imposible, asegura en la COPE.

La desastrosa gestión de la Seguridad Social ha hecho explotar a este jubilado maño

“Voy a la administración y me dicen que funciona con cita previa. Muy bien, me parece estupendo. Para conseguir esa cita me dicen que hay dos maneras", explica indignado.

"O bien a través de la página web o a través de dos teléfonos. Uno de ellos es un 901, que no te dicen que cuesta 1,88 euros el minuto, pero aun así llamas y te dicen que no hay citas. Llamas otro día y otro y nada, me dieron otros números y nada”, lamenta este jubilado.

Tanta espera que hace que transcurra el tiempo y ciudadanos como Amadeo no pueden cobrar ya esa pensión que tanto se han merecido. “En la Facultad me dijeron que la Administración estaba al servicio del ciudadano, algo que no estoy viendo. Parece que estoy mendigando”, afirmaba un Amadeo muy contrariado.

El propio Amadeo ha desvelado en la Cadena COPE que ha llegado ir hasta cinco veces a varias oficinas de la Seguridad Social en la capital zaragozana. Y todo para ver si alguien puede atenderle, por fin, pero solo ha sufrido trabas y largas colas para su desolación.

Incluso llegó a tal punto la situación que el bueno de Amadeo tuvo que llamar a la Policía para que acudieran a esa oficina de la Seguridad Social de Zaragoza. Una donde ha sido imposible por ahora gestionar su pensión