Montaje con dos personas con un mono blanco usando un pesticida y un círculo con aceitunas amontonadas

Alarma en España por aceitunas tóxicas importadas de Marruecos: no consumir

Los productores reclaman mayores controles de seguridad a los productos importados

La organización agraria COAG-A ha lamentado "la hipocresía de la Unión Europea" sobre la normativa de seguridad alimentaria. A su vez, denuncia la "falta de control de las importaciones de terceros países". Con todo, ha hecho saber la llegada a nuestro país de una partida de aceitunas con insecticidas desde Marruecos.

El sistema Rasff (Rapid Alert System Feed and Food), a través de la notificación 2023.2060 del 5 de septiembre, enviaba una alerta. Lo hacía sobre la distribución en España de aceitunas marroquíes con un alto nivel de clorpirifos.

A esta partida de aceitunas se le realizó un control el pasado 18 de agosto en la frontera, pero el error fue liberar la mercancía demasiado pronto. Se produjo antes de que estuviesen los resultados de una analítica que finalmente resultó fatal.

Alerta por unas aceitunas importadas: perjudiciales para la salud

Estas aceitunas contenían un insecticida con una proporción de 0,067 mg/kg- ppm, siendo su Límite Máximo de Residuos (LMR) 0,01 mg/kg-ppm. Hablamos de la cantidad mínima que se fija en un laboratorio y se considera una sustancia sin autorización. 

Por ello, desde la organización consideran que este hecho es "grave", y así lo han puesto de manifiesto públicamente. "Este un ejemplo de lo que está ocurriendo con la connivencia de las autoridades. Estas aceitunas fueron al mercado, han sido consumidas y son perjudiciales para la salud".

"Es un insecticida con un amplio grado de control y alto poder de penetración. El 6 de diciembre de 2019 fue prohibido por la CE por su peligrosidad", ha remarcado Miguel López, portavoz de COAG-A, en el canal de YouTube de Agrodifusión.

Las aceitunas contienen un insecticida relacionado con el cáncer de mama

Por si fuera poco, ha incidido en que recientes estudios de una universidad argentina demostró que la exposición a bajas dosis de estos insecticidas producen cáncer de mama.

Miguel López ve un gran problema "mientras la UE no tenga una frontera única y una política aduanera común, con un reglamento estricto. Seguirán entrando productos alimentarios con exceso de sustancias perjudiciales para la salud".

Además, este denunciaba que “la Unión Europea beneficia la especulación, a las grandes multinacionales que compran a un precio muy barato. Lo hacen en países donde, en muchos casos, la sustancias peligrosas para la salud están permitidas”.

“Los venden a precio europeo en una competencia desleal a los agricultores y ganaderos españoles que cumplen las normas y cultivan productos de calidad y saludables”, ha sentenciado.