Primer plano de Nayib Bukele con traje sin corbata hablando

POLÍTICA

Nayib Bukele humilla al establishment mundial: arrasa en las elecciones de El Salvador

La agresiva campaña contra el presidente salvadoreño no surte efecto y Bukele celebra su victoria disparando contra la prensa española

Una vez más, la campaña del establishment mundial para influir en unas votaciones no ha surtido efecto. Pasó en el Brexit, en el primer triunfo de Donald Trump, también en las elecciones que dieron como ganador a Javier Milei en Argentina o a Geert Wilders en los Países Bajos. Y ahora la historia se repite, pero en El Salvador. Nayib Bukele, que ha recibido feroces ataques en los últimos meses por algunos de los principales altavoces mediáticos globales, ha arrasado en las elecciones salvadoreñas celebradas este domingo.

Congresistas americanas demócratas, oenegés como Amnistía Internacional, medios de comunicación como El País o el New York Times… la campaña por tierra, mar y aire ha acabado siendo estéril porque el pueblo salvadoreño ha hablado alto y claro en las urnas y ha avalado las políticas de Bukele. Lo ha hecho con una votación que apunta a resultado histórico, ya no solo en El Salvador, sino en muchas de las democracias mundiales. Y es que, a la espera del recuento final oficial, los resultados preliminares le dan a Nayib Bukele el 87% de los votos, algo que le permitiría tener un 97% del control del parlamento (unos 58 diputados de los 60 que hay en la cámara).

Mensaje para la prensa española: ‘No vamos a ser sus lacayos’

Tras autoproclamarse vencedor mientras se esperan los resultados oficiales, Nayib Bukele ha atendido a la prensa. Y ha tenido un mensaje claro para la de España. ‘No vamos a ser sus lacayos’, afirmó el presidente. 

En su comparecencia, Bukele ha respondido a El País cuando el periodista del periódico español cuestionó si el triunfo de Nuevas Ideas podría poner en riesgo a la democracia salvadoreña. En un discurso de casi tres minutos, Bukele ha dejado sin argumentos al periodista, recordando que "democracia quiere decir el poder del pueblo, no lo que dice El País", mientras ensalzaba a su pueblo y reivindicaba el trabajo hecho por su equipo en los últimos años al frente del gobierno.

El pueblo salvadoreño avala la exitosa política de Bukele

Nayib Bukele dimitió a finales de noviembre para poder presentarse de nuevo a las elecciones. Su movimiento, aunque contaba con el aval del parlamento y de la Sala de lo Constitucional, fue visto por sus rivales como ilegal, alegando que varios artículos de la Constitución salvadoreña impedían al presidente presentarse a la reelección.

Finalmente tuvo luz verde para presentarse otra vez y que fuera el pueblo salvadoreño quién decidiera si tenía que dar un paso al lado o seguir al frente del país y dar continuidad a sus exitosas políticas.

El Salvador, pues, ha hablado y ha dado a Bukele la oportunidad de seguir dirigiendo el país hasta 2029. Lo hará con una amplia mayoría en el parlamento, algo que le permitirá seguir con sus políticas. Unas políticas que pasan por la tolerancia cero con la violencia y el mundo de las pandillas (reduciendo drásticamente los homicidios cometidos en el país), la recuperación económica (que en los últimos meses ya había empezado a dar sus frutos) y también otras medidas como la reducción de la factura eléctrica gracias a la construcción de una nueva presa.