Imagen de Carles Puigdemont junto a Oriol Junqueras y al Rey Felipe
POLÍTICA

Aviso del Rey Felipe a Carles Puigdemont y a Oriol Junqueras

El Rey inaugura una legislatura marcada por la amnistía recordando que es obligación de todas las instituciones legar una España "sólida y unida"

El Rey Felipe lo tiene claro. El Jefe del Estado ha aprovechado el acto de apertura de la XV legislatura en el Congreso de los Diputados para reivindicar una idea muy clara de España. "La obligación de las instituciones es dejar una España sólida, unida, sin divisiones y sin enfrentamientos", ha dicho el monarca. 

En un contexto de crispación en la política española por las concesiones de Pedro Sánchez con los independentistas, el monarca ha decidido pronunciar un discurso en el que se podían entender muchas cosas entre líneas. Eso sí, el mensaje para Pedro Sánchez —y, de rebote, para Carles Puigdemont y Oriol Junqueras— ha quedado claro. "Solidez, unidad, sin divisiones y sin enfrentamientos". 

El Rey, que ha presidido la sesión con las esperadas ausencias de Junts, ERC, EH Bildu y el BNG, ha aprovechado también para mandar su felicitación -eso sí, protocolaria- a Pedro Sánchez tras su reelección como presidente del Gobierno. 

El Rey Felipe ha querido ir más allá y también le ha dejado un mensaje. En este caso, hablándole de la "responsabilidad" que tiene. "La envergadura de los retos que encaramos reclama, de todos, una gran responsabilidad. Así lo merecen los españoles", ha reseñado.  Y no solo eso: la idea de una España unida y que cumple la ley no solo es vigente, sino que debe guiar las instituciones.

Ninguna mención a Junqueras y Puigdemont, pero el mensaje es claro

Y es que el Rey Felipe en ningún momento ha mencionado la palabra amnistía ni a los socios de Pedro Sánchez. Aun así, al hablar de una "España sólida, unida y sin divisiones" ha hecho directamente referencia a ella y a los del "ho tornarem a fer".

El Jefe de Estado ha querido reivindicar España como una nación y ha recordado que defender la constitución no consiste en “mirar atrás con nostalgia”. Pues según el Rey, la constitución tiene que verse como un marco para celebrar un "hito histórico" como la Transición. 

Poniendo mucho énfasis en la constitución, el monarca ha pedido "honorarla, respetarla y cumplirla", ya que, según ha dicho, da a España un "marco democrático" que fija los valores del país. 

"La Constitución española establece la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político como valores en los que se basa nuestra convivencia democrática", ha reafirmado. 

Finalmente, el monarca ha cerrado al acto con un mensaje a diputados y senadores. "El Parlamento como una institución representativa genera, como valor político primordial, la integración de diferentes opciones y proyectos dentro de nuestra Constitución" y que los españoles han depositado en ellos "el bien político más preciado, la confianza".