Primer plano de la actriz Ana Garcés en la serie 'La Promesa' mirando a cámara con el rostro serio

TELEVISIÓN

El trabajo que tenía la protagonista de 'La Promesa' antes de triunfar en la serie

La protagonista de la popular serie de sobremesa tenía un trabajo totalmente ajeno al mundo de la interpretación

La Promesa se ha convertido en la producción española del año y uno de los mayores éxitos de la cadena pública en mucho tiempo. La serie de Televisión Española ha unido un elenco de actores ya conocidos en el ámbito televisivo nacional, con nuevos talentos del teatro, la televisión y el cine.

Entre ellos destaca la figura de su protagonista, Ana Garcés, que debuta en el mundo de la interpretación y que antes tenía una ocupación totalmente distinta.

La Promesa recrea la España de 1913 poniendo de manifiesto la diferencia de clases. Ana Garcés interpreta a Jana Expósito, quien trabaja infiltrada en el servicio de los Marqueses de Luján. Su intención es vengar el asesinato de su madre y encontrar a su hermano que fue secuestrado al nacer.

Ana Garcés, Jana Expósito en la ficción, trabajaba lejos de las cámaras

Es la primera vez que Garcés, que lleva el peso de esta historia de venganza y amor, se pone delante de la cámara. La vallisoletana, de 25 años, fue elegida para este papel por Josep Cister, creador de la serie, unas horas antes de presentar a Televisión Española el casting definitivo.

Garcés, que había terminado sus estudios de interpretación hacía dos años, llevaba un año en la capital trabajando como dependienta en una tienda de ropa. Se presentó al casting de La Promesa justo una semana antes de que finalizara su contrato. “El martes de la semana que finalizaba el contrato recibí un mensaje de que me habían elegido; el 31 dejé el trabajo y al día siguiente ya estaba ensayando”, explicaba Garcés.

Imagen promocional de la serie 'La Promesa' de RTVE donde aparecen todos los actores y actrices del elenco
En la serie 'La Promesa' trabajan actores reconocidos y jóvenes promesas de la interpretación | RTVE

Cister, por su parte, explicaba qué vio en la joven actriz de La Promesa. "Vi algo muy potente en ella, cuando, en plena prueba, se giró, me recordó a Keira Knightley y me pareció que tenía una fuerza espectacular, algo muy arrollador". Esa fue la razón por la que fue elegida para hacerse con el papel del personaje principal.
 


Logo de WhatsappLogo de MessengerIMPORTANTE: ¿NO TE PIERDES "La Promesa"? Este es tu canal. Pincha aquí ya y únete GRATIS. Sólo para fans de "La promesa"

Lo curioso es que Garcés, cuando se presentó a la prueba, no sabía que sería elegida para uno de tanto peso. "Pensaba que era una doncella más y me hacía ilusión que tuviera tanta trama, pero nunca pensé que fuera la protagonista", aseguraba.

Tras ser seleccionada en La Promesa fue cuando se enteró de la importancia del papel que debía interpretar. “Trato de normalizar lo de ser protagonista y distanciarme lo máximo posible", explicaba Ana Garcés. Ella quiere vivir esta experiencia como "una joven de 23 años que aborda su primer trabajo y que intenta hacerlo lo mejor posible”.

En cuanto a su personaje, la actriz considera que se parece a Jana en que ambas son "bastante cabezonas. Sobre todo con aquello que nos parece injusto". Sin embargo, reconoce que no tiene nada que ver con ella en el aspecto sentimental: “Yo no creo que sea tan cursi como ella”.

Ana Garcés llegó a la interpretación desde el canto

Antes de llegar al mundo de la interpretación, Ana practicó danza clásica, canto lírico y claqué. “Yo he cantado en muchos coros y de aquí pasé a iniciarme en el teatro”, explicaba en una entrevista. Entró en una compañía en Valladolid y finalmente optó por formarse en la Escuela Superior de Arte Dramático.

Ana Garcés seria en La Promesa de La 1
Ana Garcés practicó danza clásica y claqué antes de comenzar en el mundo de la interpretación | RTVE

Aunque por el momento es pronto, Garcés mira al futuro con optimismo. "Ojalá sea bueno y pueda seguir viviendo de esto, pero no quiero ponerme muchas expectativas", reconocía. La actriz es consciente de la oportunidad que tiene entre manos y por ahora se conforma con disfrutar de este "proyecto maravilloso".