Montaje fotográfico entre una imagen de Marc Ribas y de fondo los estudios de TV3
TELEVISIÓN

Marc Ribas y el dato que deja en muy mal lugar ‘Com si fos ahir’

TV3 refleja unos datos de audiencia que constatan que según la franja horaria y el programa los porcentajes caen en picado

La audiencia en TV3 no está para tirar cohetes. Aunque entre la audiencia catalana es de los canales más vistos, los programas no acaban de enganchar.

La serie de sobremesa Com si fos ahir y el programa Cuines tienen unos datos que se podrían mejorar. El programa de cocina cuenta con tres cocineros como protagonistas: Marc Ribas, Marc de Masterchef 9 y Gessamí.

Es precisamente el del primero el que menos adeptos está teniendo en los últimos días. Unos datos que, sin duda, darán mucho que reflexionar a la cadena catalana. 

Una audiencia que baja por horas

El primer capítulo de Cuines tuvo una audiencia de, 24,7% y, el segundo, cayó hasta el 21,99%. Seguidamente se sitúa Com si fos ahir, con una bajada de hasta el 16,5%.

Estos datos reflejan de forma clara que, en función de qué y quién aparezca, el mando el televisor se pone en marcha. Estos pueden ser unos datos sin más, pero la audiencia manda y, si al final los porcentajes no suben, se tendrá que analizar la situación.

Los informativos de TV3 siguen siendo el programa más visto. Hecho que también delata para qué ven los catalanes la que debería ser su televisión de preferencia. Los demás programas pocas veces consiguen ser los más vistos sea cual sea su franja horaria de emisión.

TV3 cumple 40 años

TV3 celebra esta semana su 40 aniversario. Y lo tiene previsto hacer por todo lo alto. Una gala presentada por Albert Oms es el punto de presentación.

Además, se servirán de conocidas caras como la de Laura Escanes para atraer e intentar subir los niveles de audiencia. Habrá que esperar al sábado para conocer cómo de bien, o no, funcionó el programa.

Aprovechando el aniversario, el anterior director de TV3, Vicent Sanchis, ha desvelado que durante su mandato "sufrió mucho". Las presiones políticas que dificultaron su gestión fueron su mayor talón de Aquiles.

Un ejemplo de experiencia en la cadena catalana que deja entrever que no es oro todo lo que reluce. De igual forma, manifiesta que, en función de quién esté en el Govern, las preferencias son unas u otras.