Montaje con la portada de 'El caso Asunta' con el logo de Netflix y un emoji asustado

TELEVISIÓN

El error de 'El Caso Asunta' que Netflix ha pasado por alto: hay otra víctima más

'El Caso Asunta' ha tocado tímidamente un grave fallo ocurrido que puso en el disparadero a una persona inocente

El Caso Asunta, la serie que aborda la desaparición y muerte de Asunta Basterra en 2013, sigue dando de lo que hablar. A pesar de que hace varios días que se estrenó, continúa en el foco mediático. Lo está tanto por los elogios que está recibiendo como por los fallos que se considera que ha cometido.

Uno de esos citados errores de El Caso Asunta es que pasa de puntillas por una metedura de pata que se produjo durante la investigación. Sí, una que hizo que un hombre se pusiera en el disparadero como presunto responsable del crimen, cuando no tenía nada que ver. Fue otra víctima de lo que aconteció.

El Caso Asunta: el fallo en el que no se ha detenido demasiado

El Caso Asunta se ha convertido en una de las ficciones de más éxito de Netflix de la temporada. Está generando un gran interés, porque gira en torno a uno de los sucesos reales que más conmocionaron a la sociedad española hace unos años.

La serie ha propiciado que algunos de los protagonistas de verdad de esa tragedia vuelvan a hablar y también que se valore positivamente el trabajo de los actores. Pero, del mismo modo, también está recibiendo críticas. Entre ellas, no haber incidido en la enfermedad de Rosario Porto, la madre de Asunta, que es clave para entender la adopción de la niña.

Y ahora se está cuestionando otro aspecto de El Caso Asunta. En concreto, que haya pasado de puntillas por un error en la investigación que propició que hubiese una segunda víctima en el caso. Fue un error de contaminación de pruebas en el laboratorio que a un chico le podía haber costado la cárcel.

Imagen de fondo del juez Vázquez Taín en primer plano y otra imagen de Asunta Basterra junto a Rosario Porto y Alfonso Basterra

En la serie se habla de ese joven, al que se le ha dado otro nombre y origen, de manera bastante escueta. Todo esto sin olvidar que la producción de Netflix ha caído en otra equivocación con ese personaje. Y es que se le atribuye una nacionalidad, se dice que es de Guatemala, aunque el actor que lo interpreta tiene acento venezolano.

Captura de 'El caso Asunta' con Carlos Murillo con camisa blanca

El Caso Asunta: la otra víctima de lo sucedido

El Caso Asunta no ha incidido demasiado en el error que pudo cambiar el transcurso de la investigación y la resolución del mismo. Y esto ha sido visto por muchos como un enorme desacierto.

La citada equivocación real se produjo cuando las autoridades, que tenían clara la culpabilidad de Rosario y Alfonso, se toparon con algo inesperado. En efecto, el estudio de las prendas que llevaba el cadáver de Asunta determinó que en su camiseta había restos de semen. Y esto puso en el disparadero a un joven colombiano de 21 años llamado Ramiro Cerón, que manifestó no tener nada que ver con el fallecimiento de aquella.

Imagen de Javier Gutiérrez en la serie 'El Caso Asunta' de Netflix

De un día para otro, el muchacho se vio siendo detenido e implicado en el crimen de una menor, lo que hizo que su situación fuera realmente delicada. Él, sin embargo, negó en todo momento haber estado en Galicia y también el conocer a la familia Basterra Porto. Afortunadamente, pudo demostrar que decía la verdad, que el día de los hechos había estado en Madrid, pues su hermana había colgado en Facebook durante aquella jornada fotos juntos cenando.

Es más, también pudo dar pruebas de que esa misma tarde había estado en un centro comercial recogiéndose su traje de novio. Y es que le faltaba un mes para casarse con su chica.

Entonces, ¿cómo sus restos biológicos podían estar en una prenda de la niña? Al parecer, porque el laboratorio de criminalística de la Guardia Civil tenía ADN de él porque estaba siendo investigado por una presunta agresión. Y se insinuó que aquel, por error, había estado en contacto con la camiseta de Asunta.

Aunque los abogados de Basterra y Porto intentaron implicar a Ramiro, las pruebas que este aportó fueron contundentes y no dieron lugar a dudas. Él era inocente, pero lo cierto es que este error garrafal le pasó factura y se convirtió en otra víctima. Tanto es así que en televisión llegó a manifestar que estaba en tratamiento psicológico tras lo ocurrido.

➡️ Famosos ➡️ Televisión

Más noticias: