Montaje de imágenes con Belén Cuesta y Cristóbal Suárez en la serie 'Cristo y Rey' de Antena 3

TELEVISIÓN

'Cristo y Rey' recrea los primeros encuentros entre Bárbara Rey y el rey Juan Carlos

El primer capítulo de la serie 'Cristo y Rey' no ha dejado a nadie indiferente

La serie de Cristo y Rey ha emitido ya su primer capítulo en Antena 3. Y lo que más podemos destacar son esos primeros encuentros furtivos que se produjeron entre Bárbara Rey y el rey  Juan Carlos.

Así, podemos ver que Bárbara Rey ya era una artista de lo más consolidada en nuestro país, mientras que el que sería su futuro marido, Ángel Cristo, pasaba por su peor momento. Es más, parece que todos le habían cerrado las puertas a su circo, que ya no encajaba dentro de la televisión.

Por otro lado, y según muestra la serie, el rey Juan Carlos era de lo más galante y generoso con ella. Es más, el monarca la colmaba de lujos y atenciones, llegando a regalarse incluso un collar muy costoso. 

Belén Cuesta como Bárbara Rey en Cristo y Rey
Bárbara Rey durante una de sus llamadas con Don Juan Carlos | Atresmedia

Y aunque las amigas de Bárbara  se dan cuenta de que tiene un admirador muy especial, ella se ve en la obligación de mantenerlo en secreto.

"Hubiera preferido que me lo regalases tú en persona, pero entiendo que estás muy ocupado", le dice la vedette en una de las muchas llamadas telefónicas que compartían. 

Bárbara Rey y los regalos que recibía de parte del rey Juan Carlos

El rey Juan Carlos  se saltaba todas las normas y  llegaba incluso a buscar a Bárbara Rey  en el trabajo, sin miedo alguno a que pudiesen pillarle o reconocerle.

"Estás loco de remate", le dice ella. Y es que el monarca llegaba a presentarse en el set de grabación y ella corría rápidamente a sus brazos. Un momento que ella aprovechaba para escaparse con él, ya que la había ido a buscar en moto. 

Jaime Lorente como Ángel Cristo en Cristo y Rey
Jaime Lorente da vida a Ángel Cristo en la exitosa serie | Atresmedia

Además, también quedan retratados los problemas de alcoholismo a los que hacía frente  Ángel Cristo, que muestra a un hombre con profundos traumas. Pero, sobre todo, dispuesto a sacrificarse para salvar su circo. 

Cristo es muy consciente de que la única opción que tiene para salir adelante es que Bárbara Rey acepte formar parte de su espectáculo, pero ella no se muestra muy dispuesta.

Finalmente, y tras mucho insistir, la vedette acepta darle una oportunidad, con la promesa de que el domador va a respetarla y controlar su fuerte carácter.