Plano corto de un coche de los Mossos d'Esquadra que tiene el cartel de 'Accidente' enmedio de una carretera

SUCESOS

Mueren 3 personas, entre ellas un padre y su hijo, en un accidente en fin de año

El siniestro ha tenido lugar en el Alt Empordà, en Girona

Fin de año trágico en Cataluña, donde a última hora del domingo 31 de diciembre murieron tres personas en un accidente de tráfico. Según avanzó la periodista Anna Punsí, el siniestro tuvo lugar pocas horas antes de cerrar el 2023. El lugar, la carretera GI-6103 en Palau-saverdera, en el Alt Empordà, província de Girona.

En el accidente se vio implicado un turismo en el que iban un padre, su hijo adolescente y un amigo del hijo. Los tres murieron en este siniestro en el que intervinieron Mossos d’Esquadra, Bomberos y emergencias médicas (SEM). El hombre fallecido tenía 46 años, y los dos adolescentes 16.

Padre e hijo eran vecinos de Garriguella, una población de mil habitantes en el Alt Empordà, mientras que el otro adolescente era de Roses. El accidente tuvo lugar en torno a las nueve de la noche, apenas tres horas antes de cerrar el año. Lamentablemente, no ha sido la única tragedia del último fin de semana del año en España.

Consternación por la tragedia

La noticia avanzada por la periodista Anna Punsí ha sido confirmada por la agencia de noticias ACN. En las redes sociales algunos usuarios han compartido imágenes del escenario del incidente, donde se ve el vehículo accidentado y los efectivos de emergencias trabajando en el lugar. Poco a poco se van conociendo los detalles.

El accidente ha tenido lugar en una larga recta en el desvío de la carretera a Castelló d’Empúries. El vehículo en el que viajaban las tres víctimas mortales ha volcado por razones que aún se están investigando. En las redes sociales se han sucedido los mensajes de consternación de muchos usuarios.

Fin de semana trágico

La carretera se ha cobrado la vida de cuatro personas en tres accidentes de tráfico en la provincia de Toledo. El primer siniestro tuvo lugar la tarde del sábado en Villaluenga de la Sagra. Una colisión frontal entre dos vehículos segó la vida de ambos conductores, un joven de 19 años y otro de 26.

Poco después tenía lugar otro choque frontal, esta vez entre una furgoneta y un vehículo, en la N-401 a la altura de Burguillos. Una mujer murió y cinco personas, entre ellas tres menores de edad, resultaron heridos. Los menores, de 2, 7 y 13 años, siguen ingresados con pronóstico reservado.

Una hora después, un autobús y un coche chocaron frontalmente en la carretera entre Madrid y Talavera. El conductor del coche murió en el acto, mientras que 17 de los pasajeros del autobús de línea resultaron heridos de forma leve. En total, cuatro muertos y 22 heridos en una misma tarde, poco antes de terminar el año.