Imagen de una pareja de cocineros

SUCESOS

Asesinan a tiros al chef español David Peregrina y a su mujer

David Peregrina, y su esposa, Érica da Silva Santos, fueron hallados muertos con heridas de bala en su restaurante de Brasil

El pasado 24 de noviembre, el chef mallorquín David Peregrina Capó, de 53 años, y su esposa, Érica da Silva Santos, de 38 años, fueron asesinados en la localidad de Porto Seguro, al sur del estado de Bahía (Brasil). Ambos gestionaban el restaurante ‘Os Ribeirinhos’. Allí fueron encontrados los cuerpos presentando impactos de bala.

Las primeras investigaciones de la Policía Civil de Bahía sugieren que el crimen ocurrió durante la madrugada del 24 de noviembre. Testigos informaron de disparos y gritos de auxilio. Hasta el momento, no se ha confirmado si el suceso estuvo vinculado a un robo, ya que no se ha verificado la sustracción de pertenencias de las víctimas.

Cómo sucedió todo

De acuerdo con la información de la Dirección Técnica de Policía (DPT) de Eunápolis, el episodio tuvo lugar en la madrugada del 24 de noviembre. Los cuerpos fueron hallados poco después en el restaurante a orillas del río Buranhém.

Érica, según los informes, fue hallada desnuda en las afueras del local con un impacto de bala en la cabeza. Aparentemente, intentó escapar saltando desde un balcón en la primera planta. Érica, que al parecer se encontraba duchándose al momento de los primeros disparos, habría sido atacada en su intento de huir. 

David yacía muerto en la cocina, con impactos de bala en el brazo, pecho y espalda

Vecinos cercanos al restaurante fueron quienes alertaron a los servicios de emergencia tras escuchar los disparos y los gritos de auxilio. La rápida respuesta de las autoridades permitió acordonar el área y comenzar las labores de investigación criminal.

La Policía trabaja para esclarecer los detalles del incidente, manteniendo abiertas diversas líneas de investigación, aunque la hipótesis inicial apunta a un posible robo.

Conmoción generalizada tras el asesinato

Familiares y amigos se congregaron para dar el último adiós a la pareja, cuyos cuerpos fueron encontrados sin vida en su retaurante. El velatorio se llevó a cabo el sábado en el Ayuntamiento de Itagimirin, localidad de origen de Érica. Allí se reflejó la consternación de la comunidad ante el brutal crimen. 

La comunidad local, así como la Cámara de Gerentes de Tiendas de Porto Seguro (CDL) y la Asociación Brasileña de Bares y Restaurantes (Abrasel) Costa do Descobrimento, expresaron sus condolencias en un comunicado conjunto.