Armas requisadas en Lugo

Amenaza a su pareja con un machete: tenía un arsenal ilegal de armas

El detenido poseía 13 armas largas de diferentes calibres

El pasado martes la Guardia Civil detuvo a un vecino del municipio de Barreiros, en Lugo, como presunto autor de un delito de violencia de género. Además, al detenido también se le imputa por tenencia ilícita de armas y depósito de armamento. 

Al parecer, la Guardia Civil acudió al domicilio de la pareja el martes después de que el presunto agresor, un hombre de 46 años de edad, amenazase supuestamente a su pareja con un machete de grandes dimensiones. 

Logo de WhatsAppPincha aquí para recibir GRATIS los sucesos de España en WhatsApp

La mujer, de 34 años, se ocultó en el baño de la vivienda tras ser amenazada por el que era su pareja. Cuando la Guardia Civil llegó lo detuvo por como presunto autor de un delito de violencia contra su pareja y otro de tenencia ilícita de armas. 

El detenido poseía 13 armas largas de diferentes calibres

Además, los agentes de la Guardia Civil también descubrieron que el presunto agresor tenía en su posesión hasta 13 armas largas de diferentes calibres dentro de su domicilio. 

Según se refleja en el informe de la investigación, algunas de las armas tenían el número de serie, la marca o el modelo borrados. Ahora, la Guardia Civil investiga si dichas armas pudieron ser utilizadas para cometer otros delitos. De momento, el hombre ha sido detenido y se le ha puesto a disposición de la autoridad judicial competente en el juzgado de Mondoñedo. 

Otra amenaza con arma larga en Valencia

En la localidad valenciana de Llocnou de Sant Jeroni, otro hombre ha sido detenido por la Guardia Civil por amenazar desde su ventana a usuarios de la vía con un arma larga. Según ha informado la Guardia Civil, los antes recibieron un aviso de la Central Operativa de Servicio que alertaba una discusión en el interior de un domicilio. 

Armas requisadas por la Guardia Civil
De momento, el hombre ha sido detenido y se le ha puesto a disposición de la autoridad judicial competente | Guardia Civil

Al llegar, la policía observó a un hombre tirando panfletos religiosos a la vía pública. La familia del hombre les aseguró que el hombre padecía esquizofrenia y que recientemente había dejado de tomar la medicación, lo que le producía brotes ocasionales. 

Los agentes indicaron al hombre que bajase a la calle. Tras la negativa, el hombre volvió a salir a la ventana, esta vez con un arma larga con trípode y mira telescópica y empezó a amenazas e insultar a los usuarios de la vía. 

Tras un largo tiempo de mediación, el agresor finalmente fue convencido por los agentes para que depusiera su actitud y bajara voluntariamente desarmado a la vía pública. Además, el hombre entregó a la Guardia Civil las armas de manera voluntaria. Además del arma exhibida, el hombre poseía también otra arma corta y dos armas blancas. 

El hombre, de 35 años y nacionalidad española, fue trasladado a la unidad de psiquiatría del Hospital San Francesc de Borja de Gandía.