Un vendedor de cupones vendiendo en la calle
SOCIEDAD

Un vendedor pierde todos sus cupones de lotería para Navidad y su hija pide un favor

Antonio, vendedor de la ONCE, perdió todos sus cupones de la lotería de Navidad cuando iba a trabajar

La historia de Antonio López, un vendedor de la ONCE, ha conmocionado a la comunidad después de perder 164 cupones valorados en 1.640 euros del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad. Los hechos ocurrieron durante su rutina diaria, en la ruta desde la cafetería donde toma su primer café hasta la esquina donde ofrece los boletos.

En una entrevista exclusiva con La Sexta, Antonio expresó su desconcierto al descubrir que los cupones no estaban en su poder: “Me dio por mirar y dije «coño, no los tengo»”.  Cuando fue a buscarlos, ya no estaban. “Me entraron los siete males, una llorona de cuidado”, lamentó.

Plano corto de un quiosco de la Once ubicado en A Coruña
Al llegar a su cabina ya no estaban los cupones | Redes sociales

La desesperación de Antonio

La desesperación de tener que asumir ese gasto de su propio bolsillo, si los cupones no son devueltos antes de la fecha del sorteo, ha llevado a Antonio a emprender una campaña desesperada en busca de solidaridad.

Empapelando todo su barrio con carteles, el vendedor ha lanzado un apasionado llamado a la comunidad para localizar los cupones perdidos. Cada décimo tiene un valor de 10 euros, y la suma total es esencial para Antonio, quien reveló que no puede afrontar el gasto debido a dificultades financieras.

Historia con un final feliz

La historia ha ganado aún más relevancia después de que la hija del vendedor de la ONCE haya suplicado ayuda en un programa de televisión. La pérdida de los boletos de su padre, ha conmovido a la audiencia.

Sin embargo, el giro en la historia no se hizo esperar. Durante una intervención en el programa de Ana Rosa Quintana, se anunció con alegría que los cupones perdidos habían sido devueltos. Una persona amable encontró los boletos y los entregó, aliviando así la carga financiera y emocional de Antonio.

La presentadora explicó que una persona encontró los boletos y decidió llamar al programa. “Resulta que lo encontró un vecino que conoce a una reportera de la mañana, y la llamó para decirle que los había encontrado”, relató. 

“Yo creo en el milagro de la Navidad. Hay gente buena y maravillosa”, afirmó con emoción Antonio López, momentos antes de romper a llorar. Sus lágrimas reflejaron la intensidad del alivio y la gratitud al ver que los cupones perdidos, valuados en 1.640 euros, habían sido recuperados.