Montaje con una mesa llena de alimentos variados y un círculo con una persona mirándose la tensión con un tensionómetro

SOCIEDAD

Soy nutricionista y te digo cuáles son los mejores alimentos para bajar la tensión

La tensión arterial alta, es decir, la hipertensión, es una enfermedad que sufre gran parte de la población

La tensión arterial alta, también conocida como hipertensión, es un problema muy común que puede conllevar consecuencias negativas para la salud.

Concretamente, según la Revista Española de Cardiología, se estimó que aproximadamente el 42,6% de la población española mayor de 18 años es hipertensa.

Esta presión alta se da más en hombres (49,9%) que en mujeres (37,1%). Además, tenemos otra gran parte de la población que no ha sido diagnosticada.

Tener los valores de tensión arterial altos se puede asociar con diabetes y prediabetes, además de otras patologías cardíacas, por lo que es importante controlarlos.

¿Qué se considera una tensión arterial alta?

Según la Fundación Española del Corazón se considera una tensión arterial alta si tiene valores iguales o superiores a 140 mm de Hg (mercurio) de presión sistólica y 90 mm de Hg de presión diastólica de forma crónica.

Esta elevación de la tensión puede darse por ciertas enfermedades, por algunos fármacos o sin causa previa conocida. Además, hay factores como el tabaquismo, el abuso de alcohol, la alimentación, el sobrepeso, el estrés… que también pueden ocasionarla.

¿Cómo podemos bajar la tensión arterial?

Por suerte, la presión arterial puede controlarse mediante la alimentación. Primeramente, se ha visto que una dieta con un consumo de sal abusivo es un factor de riesgo de la hipertensión.

Para ello, el consejo principal es no añadir más sal a los alimentos de la que ya llevan de forma natural. Además, es mejor consumir alimentos frescos que procesados, ya que a muchos de estos les añaden más sal. Un consejo para potenciar el sabor de los alimentos es sustituir la sal por las especias.

Y además de la sal, debemos de llevar una dieta rica en frutas y verduras, con legumbres, pescados, aceite de oliva y, en general, alimentos que no contengan muchas grasas.

Concretamente, ¿qué alimentos pueden ayudarnos a bajar la tensión?

Pues además de los consejos generales que os he dado anteriormente, encontramos ciertos alimentos que nos pueden ayudar a bajar los valores de tensión arterial.

1. Avena

Es un alimento rico en fibra soluble, la cual se ha asociado con la reducción de tensión arterial. Como nos ayuda a bajar el colesterol “malo” (LDL), puede mejorar nuestra salud cardiovascular y reducir la presión arterial.

2. Plátano

Su concentración de potasio es muy alta, y este es un mineral que tiene un papel clave en la regulación de la presión arterial. Por eso, el plátano puede convertirse en un buen aliado.

3. Chía

Las semillas de chía contienen muchos ácidos grasos omega-3, además de fibra y antioxidantes. Estos son antiinflamatorios y mejoran la salud cardiovascular.

4. Semillas de girasol

Las semillas de girasol son una muy buena fuente de vitamina E, la cual es un antioxidante que nos ayudará a reducir la tensión.

5. Remolacha

Sus nitratos tienen efectos beneficiosos en la reducción de la presión arterial. En este sentido, incluir la remolacha a nuestra dieta puede ser favorecedor para regular la tensión.

6. Pescados con omega-3

Estamos hablando de pescados como el salmón, la sardina, la caballa o el atún. Estos contienen con un alto nivel de omega-3, el cual nos aporta muchos beneficios.

7. Chocolate negro (más del 70%)

El cacao es rico en flavonoides y antioxidantes que favorecen la reducción de la presión arterial. Ahora bien, es importante que el chocolate negro sea puro, es decir, que sea de más del 70%.

8. Aceite de oliva

El aceite de oliva es otro de los alimentos que ayudan a regular la tensión. Tanto su contenido de ácido oleico como sus polifenoles nos ayudan a tener una mejor salud cardiovascular.

9. Fresas o arándanos

Por último, tenemos las fresas o los arándanos. Estas dos frutas también son una gran fuente de antioxidantes.