Médico con gesto de 'okey' y productos lácteos detrás
SOCIEDAD

Estos son los quesos que sí puedes comer si eres intolerante a la lactosa

Tener intolerancia a la lactosa no significa tener que privarte de por vida de los lácteos y sus derivados, como el queso

Posiblemente alguien de tu círculo más cercano que tenga intolerancia a la lactosa, se ha sacado ya la leche de su vida o dice que si toma queso o un yogur no le sienta del todo bien. 

Por mucho que la mayoría de los casos no estén diagnosticados y sean sensaciones personales, la prevalencia de la intolerancia a la lactosa es muy alta. 

Ya en 2015 la Sociedad Española de Patología Digestiva estimó que de un 30% a un 50% de la población española tiene intolerancia a la lactosa. Estos datos se han elevado mucho desde entonces, pero sin tener datos exactos. 

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La lactosa es un azúcar presente en las leches de todos los mamíferos (vaca, cabra, oveja…). Cuando esta se ingiere, la lactasa es la que pasa a ser la protagonista. Esta es una enzima que se produce en el intestino delgado y que permite absorber la lactosa.

Cuando esta enzima llamada lactasa no tiene suficiente actividad o nuestro intestino no la produce, es lo que se llama intolerancia a la lactosa. Esta intolerancia hace que no se pueda digerir la lactosa, conllevando a síntomas como diarrea, hinchazón, dolor abdominal…

Sí es cierto que tenemos que tener en cuenta que el umbral de tolerancia a la lactosa varía mucho de una persona a otra. Es decir, habrá a quien le siente mal hasta un yogur y habrá quien podrá tomar algo de leche sin problema.

¿Qué quesos puedo comer si tengo intolerancia a la lactosa?

Lo primero que necesitamos saber es que hay quesos que de forma natural no tienen lactosa. Aquí es donde os puede explotar la cabeza… ¿Cómo puede ser que un queso que viene de la leche no tenga lactosa? Pues es por el proceso de fabricación de dicho queso.

Durante el proceso de curación del queso se elimina gran parte de la lactosa, por lo que serían las opciones más recomendables para una persona con intolerancia. Por el contrario, los quesos frescos son los menos aconsejados, ya que suelen contener más lactosa.

También cabe destacar que para aquella gente con grados de intolerancia altos, existen quesos sin lactosa que ya son elaborados con leche a la que se ha eliminado o hidrolizado la lactosa.

Por lo tanto, para remarcar algunos quesos, podríamos hablar de:

  • Queso manchego curado
  • Parmigiano Reggiano
  • Idiazábal
  • Queso gruyere
  • Queso cheddar
  • Queso camembert

Logo de TelegramNOVEDAD TELEGRAM: ¡Pincha aquí para recibir GRATIS los mejores Trucos para Adelgazar y de Belleza en Telegram!

¿Y puedo saber de alguna forma si el queso tiene lactosa o no?

Pues si no sabes seguro si el queso lleva mucha lactosa o no y quieres asegurarte, hay una forma muy fácil de comprobarlo.

Como hemos dicho, la lactosa es un azúcar. Pues bien, si vamos a la tabla nutricional del queso en cuestión y vemos que los azúcares son 0g o casi 0g, quiere decir que tiene muy poca lactosa o casi nada.