Montaje de bocadillo de bacon, tomate y lechuga y círculo con fachada de Granja Elena en Barcelona

SOCIEDAD

Granja Elena, el lugar con los mejores bocadillos de Barcelona

Con una carta de hasta 45 bocadillos distintos, ofrece opciones para los amantes de los clásicos o para quienes quieran nuevas experiencias

Seamos sinceros, ¿qué hay mejor que un bocadillo? Les puedes echar lo que quieras, están buenos, son tanto un buen almuerzo como merienda y los puede hacer cualquiera. Bueno, eso último quizás no es tan cierto. Quizás los pueda hacer cualquiera, pero se nota cuando detrás de estos hay unas manos que actúan con habilidad, originalidad y mimo.

Es por ello que ir a un bar o restaurante a comerte un bocadillo puede ser una de las experiencias más gourmet que haya. Pero para ello, la elección del local no es para nada baladí y, si es en Barcelona, no hay nada como Granja Elena.

Granja Elena, situado en el número 228 del paseo de la Zona Franca, es de esos lugares donde las ganas de repetir están aseguradas. Su equipo, se coloca tras el mostrador a partir de las 6 de la mañana para empezar a preparar los bocadillos del día. 

Bocadillos preparados sobre el mostrador de Granja Elena en Barcelona
Bocadillos preparados en el mostrador. | Granja Elena

Y es que si una cosa sorprende, es la gran variedad que hay. Un total de 45 bocadillos apuntados en las pizarras que adornan la pared del local, con propuestas clásicas hasta obras de autora. 

Tres quesos con cebolla, brie con anchoas, chorizo picante, brie y chips, aguja de vaca estofada con teriyaki y cheddar, son algunas de las opciones. Todos ellos a un razonable precio que oscila entre los 4,25 y los 8 euros.

Pizarras con la carta de bocadillos en Granja Elena en Barcelona
Pizarras con la carta de bocadillos de Granja Elena. | Granja Elena

Igualmente, aunque parezca que no pueda haber mucho misterio tras el arte de preparar un bocadillo, si lo hay. Tal como explican, el truco está en planchar los bocadillos del revés, para que se hagan mejor. Y los que llevan guiso, diez segundos al microondas y listos.

Además, para los que un buen bocadillo no sea suficiente, Granja Elena también ofrece una gran variedad de platos para así zamparse un desayuno de cuchillo y tenedor. Por lo tanto, para todo aquel amante de la comida y, especialmente, de los bocadillos, un desayuno en Granja Elena es una cita obligatoria si pasáis por Barcelona.