Montaje de una tienda des del exterior de Ametller Origen, una imagen de la etiqueta de un queso desenfocada y una cruz blanca dentro de una redonda roja

SOCIEDAD

El error de Ametller Origen con la etiqueta de un producto: '¿Ahora qué pasa?'

Ametller Origen deberá de dar explicaciones tras una incongruencia en uno de sus productos que puede suponer un riesgo para una clienta

Ametller Origen no gana para disgustos. Un nuevo dilema ha surgido después del mal etiquetaje de un producto que se puede conseguir en sus lineales. Se trata de un queso parmesano que en la etiqueta especifica que uno de sus ingredientes es la leche pasteurizada de cabra.

La sorpresa para el cliente ha llegado cuando ha visto que en la web de Ametller Origen el producto se etiqueta diferente. Concretamente en la página virtual pone que la leche es cruda.

Para un cliente sin recomendaciones especiales, esto no podría suponer un problema. Ahora bien, se da la casualidad que la persona que consume el producto es una mujer embarazada. Por lo que no puede comer leche cruda y cualquier queso debe ser pasteurizado.

Tweet con la etiqueta de un queso de Ametller Origen el 29 de marzo de 2024
El producto está mal etiquetado | Twitter, @jlsantos28

El producto de Ametller Origen que puede suponer un riesgo para la salud

La mujer ya había comido queso cuando se percataron de este error, por lo que preguntan que ahora qué pasa. Sin duda, Ametller Origen deberá dar las explicaciones pertinentes y aclarar este fallo de etiquetaje.

Ya que no solo hay una disparidad en la información. Si no que el producto, además, puede suponer un riesgo para su salud. Esta no es la única polémica reciente que protagoniza Ametller Origen con uno de sus productos.

Hace pocos días el problema fue por la procedencia de un producto de temporada como las naranjas. Se le acumula la faena al supermercado que siempre se promociona como referente de proximidad y calidad.

Por qué los clientes tienen la razón

Las embarazadas se les recomienda consumir quesos pasteurizados debido a que estos han sido tratados térmicamente para eliminar bacterias dañinas. La Listeria monocytogenes es una de ellas, la cual puede causar infecciones graves tanto en la madre como en el feto. Los quesos no pasteurizados, también conocidos como quesos crudos, pueden contener esta bacteria y representar un riesgo mayor.

La infección por Listeria puede provocar complicaciones graves, como aborto espontáneo, parto prematuro, infecciones neonatales. Ya en casos extremos, la muerte tanto del feto como de la madre. Por lo tanto, para reducir el riesgo de contraer una infección, se aconseja evitar consumir quesos no pasteurizados.

➡️ Supermercados ➡️ Sociedad

Más noticias: