Montaje con foto de fondo de Ametller Origen, foto de una mujer sorprendida y foto de unas patatas

SOCIEDAD

Un cliente se fija en la etiqueta de las patatas de Ametller Origen y alucina

La gran polémica detrás de la procedencia israelí de las patatas en Ametller Origen y sus implicaciones para la marca

En estos últimos días la cadena de supermercados catalana, Ametller Origen, ha vuelto a ser objeto de una nueva polémica. En esta ocasión la problemática se centra en la procedencia de sus productos.

 Un cliente bajo el nombre @lopezmonne a través de la red social X, antes Twitter, ha mostrado su decepción con un tuit, tras conocer que la procedencia de las patatas venidas por la cadena provenían de Israel. 

Esta revelación ha generado una oleada de críticas y preguntas sobre la coherencia de la cadena con su imagen de promotora de productos de proximidad.

Las críticas de los consumidores de Ametller Origen

El tuit de @lopezmonne expresaba su descontento: "Benvolgut @AmetllerOrigen, segur que no és possible comprar patates que no hagin de viatjar 3.000 km? Segur que no es pot aconseguir conrear patates al nostre país? Si per gestionar boscos i paisatges ens calen camps i agricultors, segur que no hi podem fer res?"

Este comentario refleja una preocupación compartida por muchos consumidores sobre el impacto ambiental y la sostenibilidad de importar productos desde tan lejos.

Esta no es la primera vez que Ametller Origen se enfrenta a este tipo de críticas. En el pasado han tenido diversas quejas, entre ellas kiwis de Italia, aguacates de Perú y sandías del Senegal.

Los clientes arremeten contra la cadena, ya que esta se jacta de ofrecer únicamente productos de proximidad y de alta calidad. 

La respuesta de Ametller Origen

En respuesta a estas críticas, la cadena ha intentado destacar una vez más su compromiso con los productos locales y de proximidad, mediante publicaciones en sus redes sociales. 

Como ejemplo, Ametller Origen ha promocionado las coles Kale cultivadas en Ulldecona y las alcachofas de Camarles, ambas en Cataluña. Este contenido busca demostrar que la cadena está del lado de la agricultura catalana y va de la mano también con la sostenibilidad. 

Sin embargo, como es de esperar, estas publicaciones por parte de la reconocida cadena, no han sido suficientes para aplicar a los clientes indignados y engañados. Estos exigen una mayor transparencia y honestidad sobre la procedencia de sus productos.

Esta controversia ha puesto en duda la promesa que hace Ametller Origen en su lema de ofrecer productos de proximidad.

La importancia de la transparencia

Esta polémica va a traer probablemente serios conflictos en la cadena. Los consumidores valoran cada vez más la honestidad, sostenibilidad y proximidad con los productos que ofrece una marca. No podemos olvidar que al fin y al cabo son lo que hacen que la marca crezca y se mantenga en el tiempo. 

Este caso es un recordatorio a las empresas que van con estos lemas por bandera, a que deben de ser más cuidadosos con la procedencia de sus productos. La transparencia con los consumidores es lo más importante para que una marca funcione y los clientes tengan confianza en ella.

➡️ Sociedad

Más noticias: