Calçot en salsa de Carme Ruscalleda
SOCIEDAD

Carme Ruscalleda comparte las claves para preparar la mejor salsa de calçots

A partir de ahora, llega el momento de las reuniones entre amigos y familiares para poder disfrutar de una calçotada

A mediados de enero es el momento en el que los calçots empiezan a hacer su aparición entre la verdura. Y esto siempre es una buena razón para organizar un plan con nuestra gente y poder degustarlos. Es una tradición arraigada sobre todo en la zona de Cataluña.

Los calçots de Valls, en Tarragona, son una especia de cebolla tierna que tiene forma de puerro que, además, tienen Indicación Geográfica Protegida. Se cocinan en una barbacoa directamente sobre la llama. Esto hace que la parte exterior se queme, pero luego se retira dejando el interior al aire, que es lo que untamos en la salsa.

No es una salsa cualquiera, se podría asemejar al romesco. Aquí te dejamos sus ingredientes y los pasos a seguir, de la mano de Carme Ruscalleda, para que la puedas hacer en casa.

Ingredientes para la salsa de calçots de Carme Ruscalleda

Ingredientes para hacer salsa de calçots, según Carme Ruscalleda

INGREDIENTECANTIDAD
Tomates maduros1 kg
Cabezas de ajo2 unidades
Almendras tostadas50 gr
Avellanas tostadas50 gr
Aceite de oliva100 ml
Vinagre1 chorrito
SalAl gusto
PimientaAl gusto

 

Así se hace la salsa de calçots de Carme Ruscalleda

1. Asamos los tomates y los ajos 

Si vas a preparar tus calçots en la brasa, previamente puedes hacer lo mismo con los tomates y los ajos. Este paso recibe el nombre de "escalivar" en Cataluña, por si quieres ser más técnico.

Con él nos referimos a preparar en la brasa todo tipo de verduras, sobre todo las cebollas, en este caso calçots, pimientos o berenjenas. Tienes que envolver tanto los ajos como los tomates y ponerlos a la brasa para que se vayan haciendo.

En caso de que lo vayas a hacer en tu casa, simplemente tendrás que ponerlos durante 15-20 minutos al horno a 200 grados. También puedes combinar ambos, aunque teniendo brasas no es lo más habitual.

2. Preparamos los tomates y los ajos

Una vez que ya los tenemos listos, ya sea a la brasa o al horno, toca prepararlos para hacer la salsa. Para ello, en primer lugar tenemos que quitar la piel a los tomates y, en el caso de los ajos, extraer su pulpa. Una vez que terminamos este paso, solo nos queda poner todo en el vaso de la batidora.

3. Añadimos el resto de los ingredientes

Una vez que ya hemos metido los ajos y el tomate en el vaso de la batidora toca añadir el resto. Es decir, pondremos las almendras, las avellanas, el aceite, el vinagre y, para terminar, sal y pimienta al gusto. Teniendo todo en el vaso, solo tenemos que triturarlo hasta que consigamos una salsa perfecta para untar nuestros calçots.