Montaje con una imagen de fondo de un casa en miniatura con otra imagen de un hombre sentado mirando un papel preocupado y una imagen más de varios billetes de euros en una mano

SOCIEDAD

Si tienes una hipoteca, el Banco Central Europeo no tiene buenas noticias para ti

Pese a las reticencias de algunos países, el BCE no descarta retomar las subidas en 2024

El Banco Central Europeo (BCE) tiene malas noticias para aquellos que cuenten con una hipoteca a tipo variable. Cuando parecía que la situación se había afianzado debido al estancamiento de los tipos de interés, la realidad es bien distinta. Y es que no se descarta que en cuestión de unos meses se retome de nuevo esa subida de los tipos.

Es cierto que cada vez se está más cerca del 2% de inflación, que fue el objetivo impuesto por el organismo presidido por Christine Lagarde. Eso está abriendo la puerta a posibles especulaciones sobre la fecha concreta de una posible rebaja de las tasas de interés.

¿Está el Banco Central Europeo dispuesto a frenar la subida de tipos?

Existe, además, una gran presión por parte de algunas economías, que demandan un respiro al BCE. Sostienen que ya se ha tocado techo y ha llegado el momento de ponerle freno a estos aumentos.

Sin embargo, muchos analistas sospechan que podría producirse una nueva subida, aunque no a corto plazo: alrededor del mes de julio de 2024. Recordemos que una nueva subida de tipos implica un encarecimiento del dinero. En definitiva, los créditos concedidos por los bancos volverían a salir más caros, y el coste de las hipotecas variables volvería a subir.

Las últimas subidas de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo

MESSUBIDATIPO DE INTERÉS
Julio 2022=0,5%
Septiembre 2022+ 0,75 puntos1,25%
Noviembre 2022+ 0,75 puntos2%
Diciembre 2022+ 0,50 puntos2,25%
Febrero 2023+ 0,50 puntos3%
Marzo 2023+ 0,50 puntos3,5%
Mayo 2023+ 0,25 puntos3,75%
Junio 2023+ 0,25 puntos4%
Julio 2023+ 0,25 puntos4,25%
Actualidad+ 0,25 puntos4,5%

Es más, hay incluso expertos que aseguran que esta decisión del BCE se tomaría incluso antes de lo previsto. El motivo no sería otro que el hecho de que algunas economías se encuentran al borde de la recesión. Una situación que preocupa en Bruselas, y que no hace parecer descabellado otro ajuste para evitar el desastre.

Mucha incertidumbre con lo que deparará el futuro

Algunos inversores especulan con una flexibilización de las condiciones financieras. Algo que no encaja en estos instantes con los planes del Banco Central Europeo. Se muestran muy reacios a introducir variaciones hasta que la inflación no se dé por controlada del todo.

En todo momento tratan de evitar dar un mensaje equívoco que pueda acarrear consecuencias negativas para las economías de algunos países. Gran parte de las miradas se concentran en Alemania, el gran motor europeo que se encuentra en serio riesgo de recesión.

El presidente del Bundesbank alemán confesaba recientemente que "los costos de financiación tendrán que mantenerse en un nivel elevado". Y además durante un largo periodo de tiempo, recalcó, aunque tampoco sin concretar fechas. 

No descarta que los precios, actualmente situados en el 2,9%, vuelvan a experimentar un repunte debido a las perturbaciones geopolíticas. Esa reticencia a rebajar los tipos podría poner contra las cuerdas a unos cuantos gobiernos, sobre todo a los que tienen una mayor deuda.

Y es que la situación podría empujarles a unas mayores primas por sus bonos, con dificultades para conseguir financiación en los mercados.

De cumplirse con estas previsiones, lo más probable es que a medidos de 2024 haya novedades. No se descarta que tengamos que hacer frente a una nueva subida de los tipos. Una medida que volverá a dejar en una situación de indefensión a millones de familias con una hipoteca variable.