Fotomontaje con una imagen de fondo de unos melones y al frente la bandera de Marruecos

SOCIEDAD

Alarma en España por unos melones importados de Marruecos: riesgo 'serio'

La alerta se ha lanzado tras detectar unos niveles por encima de los permitidos de un pesticida en melones de Marruecos

Nueva alerta alimentaria en España. El Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea (RASFF) ha alertado en las últimas horas que unos melones procedentes de Marruecos podrían conllevar un riesgo "potencialmente serio" para las personas.

Y es que se habría detectado la presencia de residuos del pesticida clorpirifós en los melones procedentes de Marruecos que superarían el nivel máximo permitido. El aviso se producía en un control de fronteras en Europa.

Alerta por la presencia de clorpirifós en melones de Marruecos

La RASFF ha vuelto a hacer saltar las alarmas tras detectar la presencia del pesticida clorpirifós en melones procedentes de Marruecos. Las frutas, según ha informado la FACUA, superaban ampliamente el nivel máximo permitido, que se sitúa en el 0,01 mg/kg - ppm, algo que podría conllevar un riesgo "potencialmente peligroso" para la salud.

Sin embargo, desde la Comisión Europea no han especificado qué partidas se han visto afectadas, ni qué empresa sería la productora, ni tampoco la zona de Marruecos donde se habrían cultivado los melones. Lo que, según ha asegurado la Facua, ahora "siembra la sospecha sobre todos los melones procedentes de Marruecos". Además de que "imposibilita que los consumidores puedan comprobar si han comprado o consumido alguno de los productos alertados".

No es la primera vez

No es, de hecho, la primera ocasión en que se lanza una alerta alimentaria por alimentos provenientes de Marruecos. Hace escasas semanas, sucedía con las fresas, tras detectar dos partidas de frutas con presencia de hepatitis A.

Montaje con triangulo de alerta en la esquina superior iquierda y una caja de fresas en el centro sobre fondo de almacén de frutas supermercado desenfocado

También ocurría un episodio similar al de los melones el octubre pasado, después de que se detectaran altos niveles del pesticida clorpirifós en varias partidas de aceitunas procedentes de Marruecos.

Y es que el pesticida clorpirifós es uno de los insecticidas que más se usan, especialmente para el control de plagas agrícolas, ya que envenena al insecto a través del colapso de su sistema nervioso.

Aunque cabe recordar que la normativa de Marruecos en cuanto al uso de pesticidas difiere a la de España. De hecho, está prohibido en Europa el uso del pesticida clorpirifós desde 2020, ya que, según explicaron desde la UE, "existen preocupaciones relacionadas con la salud humana, en particular la relación con la posible genotoxicidad y neurotoxicidad del desarrollo".

➡️ Sociedad

Más noticias: