Montaje de mossos con un magrebí escapando del coche de policia

POLÍTICA

El vídeo de un okupa fugándose de los Mossos que muestra la degradación de Cataluña

Los hechos han ocurrido en la localidad de Manlleu: un joven detenido por intentar okupar dos veces la misma vivienda huye del coche de policía

Un joven magrebí intenta okupar dos veces el mismo piso junto a sus compañeros y acaba detenido por la policía. Como muestra el vídeo, el grupo de jóvenes rodea a la policía y ayuda a escapar al detenido. Esta situación revela la impotencia cada vez mayor a la que se enfrenta la policía.

Dos intentos con dos horas de diferencia

En la localidad de Manlleu, un joven de origen magrebí ha intentado okupar dos veces la misma vivienda. Alrededor de las tres de la tarde, la policía recibió el aviso del segundo intento de okupación. En el primer intento, fueron dejados en libertad porque ellos mismos abandonaron el piso voluntariamente.

En el segundo intento, los policías procedieron a denunciarles por desobediencia a la autoridad. Se conoce que uno de los jóvenes respondió violentamente y que eso precipitó su detención. Lo que nadie se esperaba es que, con ayuda de sus compañeros, escapara del coche patrulla y que todo quedara grabado:

Los sindicatos de policías protestan

Como se aprecia en el vídeo, los agentes de policía están rodeados por el grupo de jóvenes e incluso tienen que apartar a algunos que presentan una actitud desafiante. La situación llega hasta el punto de que uno de ellos - denunciado también - abre la puerta para que huya su compañero.

Esta situación revela la creciente falta de recursos y capacidades de la policía en Cataluña. De hecho, los sindicatos policiales en Cataluña han denunciado la sobrecarga de trabajo de los agentes, con el efecto que esto tiene para la seguridad ciudadana. Al margen de que representa un aumento de la inseguridad personal para los agentes dada la naturaleza de su trabajo.

De hecho, durante el año pasado, algunos ayuntamientos tuvieron que pedir refuerzos a Interior para apoyar a sus policías locales. Algo que, a su vez, provocó una protesta de los sindicatos. Denunciaron que Interior no envió los refuerzos prometidos a las localidades del Maresme.