Montaje de fotos de Pedro Sánchez, con rostro triste, levantando la mano diciendo adiós con el logo del PSOE de fondo

POLÍTICA

El tuit de Pedro Sánchez de 2016 que lo retrata y que ahora se ha hecho viral

La verdad es como una manta que siempre te deja los pies fríos

Ser aficionado a Twitter, especialmente si eres político, suele comportar problemas. Los más llevaderos son los que derivan de tuits banales o inanes realizados en el pasado. Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno, sabe bien de qué se trata. Sus pizzas ‘cojonudas’ en el Luna Rosa le han traído más de un dolor de cabeza.

Eso, sin embargo, no es nada comparado con otras jaquecas que le aguardan o que ya nota. Derivan, ustedes aciertan, de tuits más recientes. Algunos de ellos son como éste.

De 2016

Uno de los apuntes que, a la vista de los acontecimientos, más deberían sonrojar a Su Sanchidad es éste que reproducimos. Data de 2016. En él, el señor Sánchez Pérez-Castejón era muy claro.

Lo era, además, diciendo que no perpetraría lo que ahora ha hecho. Decía, en concreto, que nunca haría “descansar la gobernabilidad del país en partidos que quieren romper España”.

Puigdemont lleva también lo suyo

El MHP Carles Puigdemont, también, es muy amigo de la red de Elon Musk, pero sus problemas no derivan tanto de tuits propios como de entrevistas de este verano. Antoni Bassas, de profesión periodista unas veces y masajista otras, tuvo con él una amable charla. Allí decía, entre otras lindezas dedicadas a su hoy socio, que jamás le haría presidente.

¿Cuándo mentía Sánchez?

Seguramente, no en 2016 ni ahora porque, al tuitear, se limitaba a hacer lo que consideraba más le convenía en el momento. Pese a todo, sí que se puede evaluar a partir de su lenguaje no verbal cuál de sus dos verdades circunstanciales le acomodaba más. Según el abogado y profesor de oratoria José Luis Martín Ovejero, Sánchez estaba más cómodo cuando decía que lo de amnistiar no iba con él. De todos modos, tanto da. Estamos donde estamos.