Montaje con foto de personajes

POLÍTICA

Tània Verge se jacta de multar a Sílvia Orriols y las redes estallan contra ella

Acusan a la consejera de Igualdad y Feminismos de prevaricar y querer atraer el voto musulmán

La consejera de Igualdad y Feminismos de la Generalitat, Tània Verge, multó el mes pasado a Sílvia Orriols por afirmar que el islam es incompatible con los valores occidentales. Ahora, en plena precampaña electoral, la consejera lo utiliza para sacar pecho. Lo ha hecho con un mensaje en Twitter que ya lleva más de 400 comentarios, la gran mayoría críticos.

La consejera afirma que “la Ley de Igualdad de Trato y No-Discriminatorio dice claramente que en Cataluña es racismo y los discursos de odio no tienen cabida”. Y que “la señora Orriols no está por encima de la ley”, en relación a sus declaraciones, que “constituyen una infracción grave”. A continuación añade que “la sanción no vulnera la libertad de expresión ni ideológica, como ella quiere hacer ver”.

Captura de pantalla de Twitter

Tània Verge asegura que la Oficina de Igualdad de Trato y No-Discriminación “ha hecho su trabajo”, que es “investigar una denuncia ciudadana y abrir un expediente sancionador”. La consejera se escuda en que “solo se está aplicando la ley”. Aunque a juzgar por los comentarios su defensa no resulta muy convincente, y le acusan de utilizar la ley de forma sesgada por motivos políticos.

Críticas feroces a Tània Verge

La primera en reaccionar ha sido Sílvia Orriols, que ha dicho que “multar con 10.001 euros un cargo electo escogido democráticamente en las urnas para expresar una opinión tiene un nombre, y no es progresismo”. Orriols ha recibido el apoyo de muchos, que consideran que los del Govern “ya no saben qué hacer”. El próximo 12 de mayo “pondremos fin a todos esos chiringuitos que solo sirven como comedera de altos cargos colocados a dedo”, proclaman.

Acusan a Tània Verge de prevaricar por sancionar a Sílvia Orriols y no a otros políticos que han dicho lo mismo, como Ignacio Garriga de Vox. Creen que todo obedece a una inquina personal hacia Sílvia Orriols, y al miedo a que Aliança Catalana les robe votos. “ERC desaparecerá del mapa político”, afirman, “y su única esperanza es rascar votos de los marroquíes”.

Sobre la cuestión de fondo, hay muchos que apoyan las palabras de Sílvia Orriols y que consideran que el islam “no tiene cabida en nuestras sociedades”. Esta misma semana se ha difundido una foto con mujeres enjauladas tras unas vallas de construcción durante la celebración del fin del ramadán. Ahora piden a la consejera Verge que abra un expediente sancionador a la comunidad islámica organizadora del evento por discriminación, pero también tienen claro que no lo hará.

La consejera más impopular

“¿Cómo es posible que las instituciones catalanas pertinentes hayan dado permiso para poner una valla para mujeres como si fueran ganado y tu, la del chiringuito por la igualdad, no abras la boca?”, le preguntan a Tània Verge. La consejera se ha convertido en la más impopular del Govern por este tipo de contradicciones. Si no tienen cabida los discursos de odio como dice ella, “tampoco tienen cabida las arengas de los imanes salafistas, el burkini y la segregación de sexos”, afirman.

Además, le recuerdan a Tània Verge que ella tampoco está por encima de la ley y que “después del 12 de junio los jueces te esperan por malversación de dinero público”. Hay muchas críticas a ERC por “malversadores” y “traidores”. Está claro que Esquerra está tratando de gesticular utilizando a Aliança Catalana, pero que de momento le está saliendo mal la estrategia.

➡️ Política

Más noticias: