Plano medio de Salvador Illa en un mitin del PSC rodeado de banderas rojas del partido, sonriendo y levantando su dedo pulgar en señal de victoria
POLÍTICA

Salvador Illa saldría reforzado de una repetición electoral en Cataluña

El PSC volvería a ganar, ERC sigue en caída libre y la gobernabilidad quedaría igual: muy difícil

Un nuevo sondeo electoral para Cataluña deja un panorama sin demasiados cambios y que refuerza las dinámicas ya existentes. Es decir, más bloqueo.

De entrada, el más beneficiado sería Salvador Illa: el PSC pasaría de 42 a 44 diputados y a costa fundamentalmente de ERC. Por el lado constitucionalista también habría algunas mejoras modestas. Vox mantendría sus 11 diputados y el PPC de Alejandro Fernández ganaría un diputado, pasando a 16.

Por el lado independentista, el panorama que trae el sondeo de Hamalgama Métrica para Vozpópuli se presenta un poco más sombrío. Junts conseguiría arañar un diputado más y llegaría hasta los 35. ERC, en cambio, seguiría en caída libre y pasaría de los 20 que ahora tiene a 17. Es decir, que veríamos la situación de una ERC casi empatada con el PP y que, de hecho, perdería en porcentaje de voto.

Repetición electoral en Cataluña: nuevo sondeo

Partido

Resultado

PSC

44

Junts

36

ERC

17

PP

16

Vox

11

Comuns

5

AC

3

CUP

3

Fuente: sondeo de Hamalgama Métrica para Vozpópuli

Illa es el favorito de Cataluña

Las elecciones del 12M y los sucesivos sondeos electorales han dejado una cosa clara: Salvador Illa es el favorito de los catalanes. Después de imponerse con fuerza en las últimas autonómicas, todos los sondeos han beneficiado al PSC en caso de repetición electoral. Y este último no es una excepción.

De repetirse las elecciones en octubre, Illa mejoraría sus resultados con dos diputados más y llegaría casi el 30% de los votos (29,4%). Teniendo en cuenta que ERC perdería 3 escaños, se volvería a repetir la dinámica de un trasvase de votos de ERC hacia el PSC. En cualquier caso, la victoria de Illa volvería a ser impotente porque el tripartito no sumaría dada la caída de ERC y de los Comuns.

Salvador Illa en un mitin del PSC

El procesismo estancando y la paradoja republicana

Como hemos sostenido en alguna ocasión, los partidos catalanes han llegado a sus respectivos suelos electorales. Por eso, ningún sondeo trae grandes novedades con caídas o subidas relevantes. En este sentido, Junts es un buen ejemplo.

El partido del expresidente Puigdemont se hizo con el liderazgo indiscutible del espacio procesista y, de repetirse elecciones, solo ganaría un diputado (36). Nuevamente, se trata de una mejora intrascendente porque no serviría para armar una mayoría procesista con ERC y la CUP, que se quedaría en 56, muy lejos de los 68 necesarios.

La única novedad interesenta es que ERC seguiría cuesta abajo y sin frenos. Ciertamente, durante las últimas semanas han hecho méritos para ello con la polémica de los carteles y la guerra interna.

Plano corto de Pere Aragonès y Oriol Junqueras con rostro serio

Los republicanos perderían 3 diputados y se quedarían en 17. Esto representa una paradoja: y es que la caída de ERC hace más difícil la gobernabilidad en lugar de más fácil. El tripartito, por ejemplo, dejaría de ser una opción.

Un constitucionalismo idéntico

Por la parte constitucionalista, la situación es idéntica. El margen de maniobra es muy reducido y no se observan tendencias llamativas. La única tal vez es que el PPC ganaría un escaño sin que eso sea fuera en detrimento de VOX.

El PPC de Alejandro Fernández pasaría de los 15 actuales a los 16. Por su parte, Ignacio Garriga se mantendría en los 11 diputados. Esto revela que sus caladeros de votos no se cruzan y permiten que ambas formaciones alcancen sus respectivos techos.

Plano medio corto de Alejandro Fernández hablando desde un atril y cogiendo con sus manos los dos microfonos que hay en ese atril

Es digno de destacar que el crecimiento del PP y la caída de ERC llevaría a una situación insospechada como es el empate técnico entre ambos partidos. De hecho, el PPC ganaría a ERC por 0,1 puntos en porcentaje de voto. En tal caso, el PP sería la tercera fuerza del Parlament. Si no se traduce en más escaños es por el reparto que hace el sistema electoral.

CUP y Comuns bajan, AC sube

El lento ocaso de la CUP se volvería a reflejar en una repetición electoral. La formación anticapitalista se dejaría un diputado en el camino y pasaría de los 4 actuales a 3. Sería, pues, irrelevante para conformar un Govern e incluso para hacer un marcaje ideológico a las otras formaciones procesistas.

Así mismo, los Comuns firmarían el siguiente peor resultado de su historia y, con la pérdida de un diputado, los de Albiach pasarían de 6 a 5. Esto revela que la llamada ‘izquierda woke’ cotiza a la mínima y que ha alcanzado un suelo electoral, que es urbano y joven.

Finalmente, Aliança Catalana podría estar de enhorabuena y ganaría un diputado, pasando de 2 a 3. Al tratarse de un partido pequeño y de reciente creación, estas mínimas mejoras sí que resultan significativas. Por el resto, no parece que AC pueda aspirar a franjas de diputados más significativas.

➡️ Política

Más noticias: