Montaje de Ruben Wagensberg y Laura Borrás cara a cara

POLÍTICA

Ruben Wagensberg versus Laura Borràs: la guerra entre procesistas que nadie vio venir

El republicano era miembro de la mesa cuando suspendieron a la expresidenta del Parlament

El procesismo lleva tiempo irremediablemente dividido, y cada nuevo acontecimiento es un motivo para volver a pelearse. Es lo que ha sucedido con el caso de Ruben Wagensberg, el diputado de ERC que ha anunciado que se queda a vivir en Suiza. Asegura sentirse víctima de la represión, y dice tener miedo de volver a Cataluña.

Ruben Wagensberg está siendo investigado en el marco de la causa judicial del Tsunami Democràtic. El juez instructor le considera el cabecilla de las acciones de protesta contra la sentencia del Procés en 2019, como la ocupación del aeropuerto del Prat. Esto abre la puerta a que tarde o temprano pueda ser procesado por terrorismo.

Tras su anuncio, Wagensberg ha recibido el apoyo de multitud de dirigentes y activistas del movimiento independentista. Entre ellos también la presidenta de Junts, Laura Borràs, que ha mostrado su respaldo al diputado republicano y a su decisión. Esto ha desatado una nueva guerra entre procesistas, a la que se ha sumado la propia Borràs.

Un conflicto que viene de hace tiempo

Wagensberg y Borràs mantienen una tensa relación desde que ella fue suspendida como presidenta del Parlament por un caso de corrupción. El republicano fue uno de los que defendió la suspensión de Borràs, y luego se opuso a su inclusión en la amnistía como víctima del lawfare. Además, ambos han protagonizado discusiones como cuando Borràs acusó a Wagensberg de bloquear el voto de Lluís Puig cuando era secretario de la Mesa del Parlament. 

Pese a que Turull y Borràs han mostrado su apoyo al republicano, los militantes de Junts han mostrado su hostilidad. Acusan a Wagensberg de retirarle el escaño a Borràs cuando la sentencia por corrupción aún no era firme. Y de sumarse a la campaña para que la presidenta de Junts no entre en la amnistía.

La militancia de Junts reprocha a los dirigentes del partido que ahora muestren su apoyo al diputado de ERC. Consideran que es poner la otra mejilla y que “ellos no harían lo mismo con nosotros”. Además, le preguntan a Wagensberg porqué se va si la ley de amnistía es tan buena según su partido.

Borràs aprovecha para defender su causa

De forma sibilina, Borràs ha mostrado su apoyo a Wagensberg al mismo tiempo que ha retuiteado los mensajes contra el republicano y a favor de la expresidenta del Parlament. Así, aprovecha el caso Wagensberg para defender su causa. Una guerra que va más allá de su larga enemistad, y entra de ello en el conflicto ERC-Junts.

La presidenta de Junts ha retuiteado mensajes como: “No todo el mundo está preparado para aguantar la persecución judicial, no todo el mundo puede ser Laura Borràs, que además tiene que soportar fuego amigo”. También aquellos que destacan la “talla política” de Borràs “cuando toca defender” a Wagensberg.

La guerra tiene un calado más profundo, y es que para ERC Laura Borràs está condenada por corrupción y no por independentista. Y para Junts los republicanos avalan el lawfare para destruir políticamente a Laura Borràs. Está claro que el independentismo sigue dividido y no se ponen de acuerdo ni con los “represaliados”.