Montaje de fotos de primer plano de Pedro Sánchez con rostro serio y, de fondo, una imagen de José Luis Ábalos cabizbajo

POLÍTICA

El PSOE utiliza el comodín del antifranquismo para desviar la atención del caso Koldo

A la presunta corrupción de la pareja de Ayuso, el PSOE le añade ahora la ley memoria histórica para desviar así la agenda mediática

El PP ha pasado a la ofensiva y hoy se estrenan en el Congreso y en el Senado las comisiones de investigación sobre el caso Koldo. Por su parte, el PSOE intenta desdibujar la situación y pasa también a la ofensiva. Insisten en poner el foco de la corrupción sobre Ayuso y, ahora, añaden la cuestión de la memoria histórica.

El franquismo mediático

De un tiempo a esta parte, el franquismo le sirve al PSOE para achicar agua. Es un asunto que le permite abundar en su separación con el PP y en reforzar el discurso de que son un “dique” contra la extrema derecha. Máxime cuando Vox presiona en las comunidades autónomas presididas por el PP para hacer leyes en sentido contrario.

Alberto Núñez Feijóo en primer plano, borroso, y de fondo Pedro Sánchez y Nadia Calviño hablando sentados en sus escaños del Congreso de los Diputados

El precedente más reciente es el del Valle de los Caídos. El Gobierno del presidente Sánchez se tomó ese asunto como una prioridad informativa que, a efectos políticos, le permitió ganar protagonismo. Algo que ahora vuelve a necesitar más que nunca para diluir la presión mediática por el caso Koldo.

Ayuso y Franco

El PP aprovechó desde el primer momento el caso Koldo para poner en marcha comisiones de investigación. El objetivo no es otro que mantener viva la llama mediática de este asunto y, sin ir más lejos, hoy se inaugura una comisión de investigación en el Senado y otra en el Congreso. Es de esperar, pues, un segundo asalto en redes y en medios de comunicación sobre el caso Koldo.

Ante esta situación, el PSOE hace la maniobra clásica de desviar la agenda mediática. En un primer momento, se defendieron atacando y activaron el ventilador con la presidenta de la Comunidad de Madrid. Como es habitual en estos casos, la información está muy enturbiada y lo único que se percibe con claridad son las maniobras interesadas de los partidos.

Fotografía de Isabel Díaz Ayuso de perfil, en un acto con las banderas de Madrid y España de fondo

En esta misma línea, el partido socialista tira del comodín que tiene en exclusiva, que es la cuestión de la memoria histórica. Si hoy se estrenan las comisiones de investigación sobre el caso Koldo, hoy también el Consejo de Ministros estudiará acciones legales contra tres comunidades presididas por el PP y a propósito de las leyes de memoria histórica. Es de esperar también el correspondiente ruido mediático desde terminales afines.

“Blanquear el franquismo”

Se trata de Aragón, Comunidad Valenciana y Castilla y León. Estas tres comunidades promueven leyes de memoria histórica que no están en la línea de las que ha establecido el Gobierno central. Al igual que con la corrupción, la situación acabará empantanada en un proceso de acusaciones y apelaciones a la justicia que, a efectos prácticos, la ciudadanía suele obviar.

El PSOE puede abundar también en la táctica que, por el momento, les ha dado buenos resultados: hablar de la extrema derecha e intentar lastrar al PP con VOX. El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Víctor Torres, señalaba ayer en una entrevista a TVE que PP y VOX intentan “blanquear al franquismo” poniéndolo en pie de igualdad “con un periodo de un régimen democrático como fue la Segunda República”.

➡️ Política

Más noticias: