Primer plano de Pedro Sánchez con cara de preocupación y primer plano medio de Carles Puigdemont riendo. De fondo, una foto de la Mesa del Congreso de los Diputados
POLÍTICA

El PSOE salva a Puigdemont: la amnistía pactada con ERC y Junts incluirá el terrorismo

Socialistas e independentistas vuelven a ponerse de acuerdo pese a la gesticulación

El PSOE ha vuelto a ceder a las exigencias de Junts y ERC, e incluirá el terrorismo como uno de los supuestos contemplados en la ley de amnistía. Esto, siempre que no hay una violación grave, manifiesta y directa, de los derechos humanos. Carles Puigdemont queda así blindado ante posibles recursos ante la justicia.

La ley de amnistía, inicialmente, solo incluía aquellos casos de terrorismo en los que no hubiera sentencia firme. Las investigaciones por terrorismo a Carles Puigdemont y Marta Rovira abrían la puerta a su posible exclusión de la amnistía. ERC y Junts presentaron dos nuevas enmiendas para incluir también estos casos.

La aceptación de las enmiendas demuestra que pese a la gesticulación, PSOE y Junts siempre encuentran un camino para el entendimiento. Pero a la vez, la inclusión de los casos de terrorismo con sentencia firme añaden un factor de riesgo. Este puede ser el elemento más polémico cuando la ley llegue al Tribunal Constitucional y la Justicia Europea.

Una cuestión peliaguda: ¿peligra la amnistía?

Hasta ahora, en el Gobierno tenían muy claro que la ley de amnistía saldría adelante por su perfecto encaje en el ordenamiento jurídico español y europeo. Pero la inclusión de delitos de terrorismo con sentencia firme supone una vuelta de tuerca más. Es lo que puede generar más dudas a los altos tribunales a la hora de aprobar o rechazar la ley.

Por si acaso, el Gobierno se ha cubierto las espaldas. Pese a que se elimina el artículo 2 que dejaba fuera de la amnistía a condenados por terrorismo con sentencia firme, se mantiene la exclusión para casos de violaciones de derechos humanos. Esto es importante, porque concuerda con los artículos 2 y 3 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

Esto permite defender que la ley de amnistía está en consonancia con las leyes europeas e internacionales. De hecho, el PSOE defiende los cambios argumentando que “se otorga mayor claridad al artículo sobre los efectos en el ámbito penal y añade seguridad jurídica”. En Ferraz ven difícil que los tribunales puedan tumbar la ley de amnistía.

PSOE y Junts, condenados a entenderse

El PSOE y los partidos independentistas han acordado también incluir la enmienda en virtud de la cual la justicia “dejará sin efecto las órdenes de busca y captura e ingreso en prisión” de los beneficiados por la ley de amnistía. Se suspenderán también las órdenes nacionales, europeas e internacionales de detención. Con estas dos enmiendas, Junts y ERC dan por satisfechas sus principales demandas.

Tanto PSOE como Junts saben que sus destinos están trágicamente unidos. Los socialistas son conscientes de que solo la aprobación de la ley de la amnistía conseguirá mantener a flote el acuerdo de investidura con ERC y Junts. Y en Junts saben que el naufragio del Gobierno de coalición supondría echar la borda todo lo conseguido hasta ahora.

Por un lado está la necesidad de los independentistas, sobre todo de Junts, de vender un relato a sus votantes. Pero por otro lado está la necesidad política que les obliga a ir de la mano del PSOE y someterse a la prosaica realidad del pragmatismo. Por eso dicen una cosa, sin perjuicio de que hacer la contraria al cabo de unas horas.