Primer plano de Jaume Collboni, candidato del PSC a la alcaldia de Barcelona

POLÍTICA

El procesismo la emprende con Jaume Collboni por hablar en castellano

Le acusan de 'racismo institucional'

El procesismo tiene la costumbre de señalar públicamente a todo aquel que no entra en su juego. La última víctima ha sido el alcalde de Barcelona, Jaume Collboni. No por su gestión al frente del ayuntamiento o por su labor política, sino por hablar en castellano en un acto con alumnos de zonas desfavorecidas de la ciudad. 

La entidad Plataforma per la Llengua Catalana denunció públicamente los hechos con un vídeo en Twitter. “Que Jaume Collboni se dirija en castellano a estudiantes que hablan en catalán y que luchan contra la segregación es, paradójicamente, segregarlos. Incluirlos en la comunidad lingüística no es solo igualitario, sino darles más herramientas de futuro”, afirman. 

La prensa procesista ha aprovechado para sumarse a la campaña. Portales como El Nacional y El Principal se han hecho eco de la noticia, y NacióDigitial le ha dedicado un artículo hablando de “la expulsión lingüística de Collboni”. Su intención, marcarle el camino como ya hicieron con Ada Colau en los primeros compases de su mandato.

Jaume Collboni habla en castellano...

El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, presidió el acto de graduación de los estudiantes del programa Prometeus. Se trata de una iniciativa para ayudar a los alumnos de institutos de barrios deprimidos a cursar estudios universitarios. Los alumnos hablaron en catalán, pero el alcalde hizo su intervención en castellano.

Plataforma per la Llengua denunció los hechos en las redes sociales, y en los comentarios acribillaron al alcalde llamándole “botifler”, “castellanizador” y “xenófobo”. Consideran que su actitud es “paternalista” porque subestima la capacidad de esos jóvenes de hablar en catalán. “Qué vergüenza, ¿esto no es racismo?”, preguntan.

La campaña contra Jaume Collboni coincide con el linchamiento a Jordi Évole por sugerir la apertura de TV3 a nuevos públicos. “Este[Jaume Collboni]también viene a españolizarnos como Jordi Évole”, apuntan en las redes sociales. La prensa procesista ha aprovechado para echar más leña al fuego.

...y la prensa procesista le advierte

En Nació Digital alertan que con Jaume Collboni de alcalde “los pasos atrás en materia lingüística son más que evidentes”. Ponen como ejemplo el acto de graduación de los "moros, chinos y negros de barrios como el Raval que, por la pinta que hacen, no deben controlar demasiado el catalán”, dicen con ironía. 

Acusan a Collboni de haber caído en el “estereotipo tan lamentable y racista” de pensar que esos jóvenes no entendían el catalán. “Es triste”, afirman, “que alguien te robe la lengua del país de esta forma, y que encima lo haga uno de los máximos representantes institucionales”. Porque según su lógica, Collboni les dijo a esos jóvenes “que el catalán no es ni será nunca su lengua, y que Cataluña no es ni será nunca su tierra”.

Acusan a Jaume Collboni de “racismo institucional” y le dicen que “tiene suerte de no llamarse Xavier Garcia Albiol”. Pero no lo dan todo por perdido, y afirman que “estamos a tiempo de hacerle ver que el catalán no es solo su lengua, sino la de todos los catalanes y barceloneses”. Algo indispensable, advierten para “gobernar una ciudad más cohesionada y progresista”.