El líder del PP Alberto Nuñez Feijoo en un acto del PP

POLÍTICA

El PP también podría haber comprado votos

El escándalo sobre fraude electoral marca el final de la campaña para las municipales

Los últimos días de la campaña electoral se han visto manchados por la supuesta compra de votos en algunas zonas de España. Varias personas han sido detenidas en poblaciones como Melilla, Mojácar (Almería) o Albudeite (Murcia), entre ellos varios candidatos del PSOE.

Hasta el momento, los socialistas habían sido el principal partido implicado en estos escándalos. De hecho, hasta Patxi López, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, tuvo que salir al paso asegurando que “si algún miembro del PSOE está implicado” en la compra de votos, “será expulsado del partido inmediatamente”.

Ahora, pero, el escándalo salpicaría también al Partido Popular. Y es que la Fiscalía de Ciudad Real tiene abierta una investigación sobre posible fraude electoral en la localidad de Pozuelo de Calatrava, donde se ha registrado un aumento del censo electoral.

La investigación, según apuntan desde la Fiscalía, se inició el pasado mes de abril, cuando una militante del PP recibió 30 solicitudes de voto por correo en su domicilio. El caso fue denunciado por el PSOE.

La Fiscalía busca posibles casos de falso empadronamiento que tendrían como objetivo votar en las elecciones del próximo domingo 28 de mayo. Este caso se suma a los más de 10 posibles fraudes detectados hasta ahora. 

En las últimas elecciones municipales, celebradas en el año 2019, se registraron un total de 65 infracciones penales de la ley electoral, según han informado fuentes del ministerio del Interior.