Montaje de fotos de primer plano de Alberto Núñez Feijóo con rostro sonriente y Pedro Sánchez con rostro triste

POLÍTICA

El PP, dispuesto ahora a ayudar a Pedro Sánchez

Los populares vuelven a salir al rescate del PSOE cuando está con el agua en el cuello

El PP de Alberto Núñez Feijó sale al rescate del Gobierno en el momento más crítico desde el arranque de la legislatura. Los populares están dispuestos a facilitar la fase inicial de los presupuestos a cambio de algunas modificaciones. Hay que recordar que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) están en el aire desde que Junts votó en contra de la ley de amnistía.

El PSOE contaba con aprobar la ley de amnistía la semana pasada y los presupuestos en el mes de junio, a mucho tardar. Así tendría la primera parte de la legislatura encarrilada, y podría dedicarse a aprobar las principales leyes el curso que viene. El Gobierno de Pedro Sánchez ligó los presupuestos a la amnistía, así que el rechazo de la ley dejó las cuentas en el limbo, y con ellos la legislatura.

Es sorprendente que ahora sea el PP quien se ofrezca para sacarle las castañas del fuego a Pedro Sánchez. Los de Feijóo prometieron una oposición dura frente al desafío socialista-separarista de este gobierno. A las primeras de cambio, los populares echan un cable al Gobierno para sacarle del atolladero de los presupuestos.

El PP exige cuatro cosas al Gobierno

Según desvela The Objective, el PP ayudaría al Gobierno a superar la fase preliminar de los presupuestos a cambio de corregir los objetivos de estabilidad. Los populares ligan su apoyo a cuatro reformas que se tendrán que ejecutar de forma inmediata vía real decreto. Estas modificaciones están vinculadas a la senda del déficit fiscal:

  • Rebajar el IVA de la carne y el pescado y el IVA de la luz y el gas
  • Rebajar el impuesto a la producción de la energía eléctrica
  • Deflactar el IRPF de los contribuyentes
  • Dotar de un fondo compensatorio a todas las comunidades autónomas

El PP exige al Gobierno corregir los actuales objetivos de estabilidad, que se encuentran en un margen de déficit del 2,7% del PIB para el Estado. Si hay voluntad por parte del Gobierno, el PP desbloquearía esta fase inicial de las cuentas. Un paso importante para el PSOE, aunque no implica para nada la aprobación final de las cuentas.

La oferta del PP es importante porque si no hay acuerdo, los populares utilizarán la mayoría absoluta del Senado para tumbar la actual senda de déficit. Los presupuestos volverían de nuevo al Congreso, y el Gobierno tendría que empezar de cero. Pero si se aviene a los cambios, la fase inicial de la negociación quedará desbloqueada.

Sorpresa en sectores de la derecha

En el PP esperan una respuesta favorable del Gobierno porque consideran que sus peticiones no son descabelladas. Pero de momento no ha habido movimiento desde Moncloa, y en Génova desconfían de las intenciones del presidente. Creen que Sánchez no tiene ninguna intención de pactar las cuentas con el PP, y seguirá su camino que consiste en aprobar las cuentas junto con la amnistía.

El PP recuerda que su oferta no implica la aprobación de los presupuestos, y que los cambios que propone beneficiarían a los españoles. Pero este nuevo movimiento de los de Feijóo ha descolocado a sectores de la derecha. No entienden como una vez más el PP tiende la mano al PSOE cuando peor están, con el agua en el cuello.

Además, la oferta del PP llega en vísperas de las elecciones gallegas, donde los populares llegan con una clara ventaja. Por eso nadie entiende que Feijóo lance ahora esta bombona de oxígeno a un PSOE en apuros. Muchos tienen la sensación de que con esta oposición será muy difícil que Pedro Sánchez caiga, por muy mal que le vayan las cosas.