Montaje de fotos de primer plano de Emmanuel Macron con la bandera de Francia de fondo

POLÍTICA

Por qué el aborto vuelve a ser campo de batalla entre la izquierda y la derecha

Macron y Biden agitan la bandera del derecho al aborto para competir ideológicamente con el conservadurismo en auge


En plena ofensiva neoconservadora para ganar la batalla cultural, la izquierda recupera el derecho al aborto como pulso ideológico a la derecha. Francia se ha convertido en el primer país del mundo en convertir el aborto en un derecho constitucional. En plena campaña electoral, Joe Biden promete ampliar el derecho al aborto en Estados Unidos.

La izquierda europea y mundial ha saludado con entusiasmo el blindaje constitucional del aborto en la Constitución francesa. De hecho, Emmanuel Macron ha dado un paso más y ha anunciado su intención de legalizar la eutanasia en el país. El presidente trata de remontar en las encuestas con la guerra contra la ultraderecha como telón de fondo.

Lo mismo le pasa a Biden, que necesita estimular al votante demócrata para cerrar el paso a una posible vuelta de Donald Trump a la Casa Blanca. La reivindicación del derecho al aborto en Francia y Estados Unidos ha provocado la reacción en el bando contrario. Los conservadores vuelven a movilizarse contra el aborto, que décadas después sigue siendo un campo de batalla ideológico entre la izquierda y la derecha.

El derecho al aborto 'contra los nacionalismos autoritarios'

La batalla ha llegado también a España. Sumar ha propuesto seguir los pasos de Francia, mientras que este fin de semana más de 500 entidades provida se han manifestado en Madrid contra el aborto. La polémica ha estallado también en Andalucía, donde Vox acusa al PP de rendirse a la izquierda después de que la consejera de Igualdad apoyara abiertamente el derecho al aborto.

Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a erigirse como voz autorizada en el PP, al negar que el paso dado por Francia sea “ningún avance” y afirmar que “nuestra defensa es de la vida”. Lo ha hecho además en un foro con eco internacional, como es el Congreso del Partido Popular Europeo celebrado en Bucarest. El debate sobre el aborto vuelve a centrar la lucha entre la izquierda y la derecha en vísperas de las elecciones al parlamento europeo.

Primer plano de Isabel Díaz Ayuso en la asamblea de Madrid

En Polonia, un país dominado desde hace años por la ultraderecha, la izquierda vuelve a levantar ahora la bandera de la legalización del aborto. Amnistía Internacional ha saludado el blindaje constitucional del aborto en Francia como un “bastión frente a los movimientos antiderechos”. Los medios del establishment progresista defienden también sin fisuras este paso, “contra el auge de los nacionalismos autoritarios” (El País dixit).

Derechos reproductivos contra derecho a la vida

El debate en torno al aborto es antiguo y contrapone la histórica defensa del feminismo de los derechos reproductivos frente a los movimientos provida del conservadurismo de raíz religiosa. La izquierda defiende que el derecho de la mujer sobre su propio cuerpo prevalece sobre cualquier otra consideración. La derecha esgrime que nadie tiene derecho a interrumpir la vida de un ser desde su concepción hasta su muerte.

Si el aborto vuelve a ser ahora motivo de enfrentamiento es entre otras cosas porque la izquierda ha hecho del feminismo la vanguardia de su lucha ideológica. Desde la ideología de género, se ponen en el centro de la agenda política cuestiones que ya lo estaban hace cincuenta años, como los derechos reproductivos. La izquierda utiliza así sus señas de identidad para pelear en un terreno adverso contra la derecha autoritaria en auge.

La nueva derecha combina los conceptos ideológicos tradicionales de la defensa de la vida con las nuevas teorías de la conspiración, como la de la sustitución demográfica. Defienden que hay una conspiración mundial para reducir la población, y en el caso de Europa sustituirla por otras civilizaciones como la musulmana. Esto explica porque el aborto, medio siglo después, vuelve a ser motivo de enfrentamiento entre una izquierda en retroceso y una derecha en ascenso.

➡️ Política

Más noticias: